Noticias

Mantener el estatus sanitario dará la oportunidad al país a sostener la vida, la economía abierta y el trabajo

Publicado: 19.11.2020 12:16h.

Acciones sanitarias preventivas y la elaboración de una guía de uso seguro de espacios públicos, incluidas las playas, fueron los temas abordados en el encuentro entre el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el ministro Daniel Salinas e integrantes del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales de Canelones. El motivo de la reunión fue la proximidad de las fiestas del 24 y 31 de diciembre y el verano.
Álvaro Delgado y Daniel Salinas con intendente Tabaré Costa y autoridades departamentales
Pie de foto: Álvaro Delgado y Daniel Salinas con intendente Tabaré Costa y autoridades departamentales

Con la premisa de que Montevideo y Canelones acumulan el 70% de los casos activos de COVID-19, este jueves 19, en el teatro Politeama, de la capital canaria, Delgado participó de una reunión evaluatoria de la emergencia sanitaria con otras autoridades de los Gobiernos nacional y departamental e integrantes del Cecoed de ese departamento. 

Además de Delgado, asistieron el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas; el director del Sistema Nacional de Emergencias, Sergio Rico; el intendente de Canelones, Tabaré Costa; el coordinador del mencionado Cecoed, Leonardo Herou, y el secretario general de la comuna canaria, Francisco Legnani.

El secretario de la Presidencia informó que en el encuentro se abordaron las medidas preventivas de expansión del virus pensando en las fiestas tradicionales del 24 y 31 de diciembre y la próxima temporada estival, de modo de generar condiciones para un verano seguro. En ese sentido, se acordó elaborar guías prácticas para el buen uso de los espacios públicos, incluidas las playas, con garantías sanitarias.

Delgado reconoció que en los últimos días creció la cifra de casos activos de la enfermedad, pero también el número de tests, que superó los 3.000, medida que posiciona al país en los primeros lugares del mundo en relación a la cantidad de habitantes.

“Hay decisión del Gobierno de aumentar la capacidad de rastreo”, afirmó. “No solo es determinante porque importa tener pocos casos positivos en función de los testeados y saber cuántos se recuperan en función de los contagiados, sino porque es mucho más determinante para no perder el control de la pandemia, o sea, mantener el hilo epidemiológico. Para ello, es importante tener los rastreadores”, analizó.

En esa línea, destacó la coordinación entre los ministerios de Salud Pública, del Interior y de Trabajo y Seguridad Social y las intendencias departamentales, en lo que respecta a evitar aglomeraciones y fiestas que excedan el aforo permitido, entre otros aspectos.   

“Vamos a seguir exhortando. Nunca vamos a dejar de apelar al Uruguay y, fundamentalmente en esta etapa, a los jóvenes, a que se involucren y se empoderen, a que ayuden en este proceso y sean los héroes de esta nueva etapa”, enfatizó. Tal afirmación obedece, según explicó el secretario, a que se constató que un volumen representativo de contagios ha migrado hacia ese grupo etario, a diferencia de lo que ocurría al inicio de la emergencia sanitaria, en el mes de marzo. 

“Esto es una causa nacional. Es clave el compromiso, no perder los hilos, el cumplimiento (de los protocolos sanitarios)” y entender que, si no se procede en consecuencia, hay penas. Y amplió: “No vamos a amputarnos ninguna posibilidad legal para hacer cumplir los protocolos y sancionar a quienes los incumplan”. En este sentido, dijo que las Fiscalías fueron integradas a los Cecoed de todo el país para que imputen a aquellos que no respeten las normas legales vinculadas a la salud pública. 

Que Uruguay no tenga que aplicar medidas drásticas, como el toque de queda, definidas por otros países, dependerá del liderazgo de las políticas públicas, los Gobiernos nacional y departamentales, las instituciones y, además, de un compromiso personal de cada uno de los uruguayos, advirtió. “Mantener este estatus sanitario nos va a dar una oportunidad de mantener la vida, la economía abierta y el trabajo”, cerró. 

Por su parte, el ministro Salinas sostuvo que, en esta etapa de la pandemia, se debe extremar el compromiso de la población, porque excede a las medidas sanitarias, que son la capacidad de testeo, rastreo y aislamiento.

“Tenemos que ir a una etapa de compromiso social y solidaria para asegurar este resultado, así como contener y mitigar. No vamos a evitar que se propague, pero sí podemos enlentecerlo”, indicó el jerarca, quien precisó que las actividades deben ser seguras, con protocolos que se cumplan, controles y un involucramiento activo de los jóvenes como parte de la solución, a través de su creatividad o redes sociales como Instagram, Twitter o Tic Toc.

Accesos rápidos