Noticias

Celebración plural en el Parlamento

Uruguay celebra haber sido el primero en el mundo en adoptar las ocho horas de trabajo

Publicado: 17.11.2015

La norma que regula el régimen horario laboral “fue el nacimiento de la legislación del trabajo”, repasó Ernesto Murro en la celebración del centenario de la popularmente conocida ley de 8 horas. “Uruguay es pionero en América Latina y el mundo” en la materia, añadió el ministro del área, quien expresó su orgullo y satisfacción por poder organizar un acto oficial con alta pluralidad partidaria, social, sindical y empresarial.
El Presidente Tabaré Vázquez mataselló el sello conmemorativo de los 100 años de la ley de 8 horas
Pie de foto: El Presidente Tabaré Vázquez mataselló el sello conmemorativo de los 100 años de la ley de 8 horas

“Todos estamos contentos y orgullosos de que Uruguay pueda hacer estas cosas con una pluralidad política y social que mucho agradecemos y valoramos en estos momentos, que celebramos 30 años de democracia”, señaló Murro en su alocución de cierre del acto conmemorativo que convocó este martes a adherentes, dirigentes y otras personalidades de las más variadas corrientes de opinión y quehacer nacional.

Encabezado por el Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y el vicepresidente Raúl Sendic, además de Murro, ministro de Trabajo y Seguridad Social, el acto fue también la apertura del Seminario Nacional “100 años de la Ley N.º 5.350”, la norma que regula las ocho horas de trabajo por día de los adultos, que también establece que en ningún caso ese tiempo laboral de exceder las 48 horas por cada seis días semanales.

Estuvieron presentes, además, el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, el prosecretario Juan Andrés Roballo, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, y la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, y otras autoridades y parlamentarios de los cinco partidos con representación.

A ellos se suman los presidentes Alejandro Sánchez, de la Cámara de Representantes, e Ivonne Passada, de la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Senadores, el director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo para el Cono Sur de América Latina, Fabio Bertranou, la titular del Correo Uruguayo, María Solange Moreira, y dirigentes y delegados de la central sindical PIT-CNT, de las cámaras empresariales, cooperativas y de la sociedad civil.

“Uruguay es pionero en América Latina y el mundo en la ley de ocho horas”, aseveró el ministro de Trabajo según consideraciones de expertos, profesionales y técnicos locales e internacionales. Reafirmó que esa norma “fue el acto de nacimiento” de la legislación del trabajo.

En repaso histórico, Murro indicó que España llegó a las ocho horas de trabajo diario en 1919, al igual que Alemania, Italia y Francia, mientras que Bélgica solo en 1921. En América, el segundo después de Uruguay fue Ecuador, en 1916, a los que le siguieron Chile en 1924, Argentina en 1929 y Costa Rica en 1945. La Organización Internacional del Trabajo señalaba en 1967 que había que asegurar la salud de los trabajadores con una jornada adecuada de labores.

“Se trata de una cuestión fundamental, que evoca los problemas sociales, y los avances fueron fundamentales porque ayudó a mejorar la calidad de vida en razones biológicas, morales, sociales, políticas y económicas”, apuntó.

“No más deberes sin derechos y no más derechos sin deberes, se decía en ese momento, y lo mismo plantemos sobre derechos y obligaciones en la cultura de trabajo para el desarrollo o en el diálogo social que ahora impulsa el Gobierno de Vázquez, abundó.

Murro añoró que pasaron 100 años para que a comienzos del siglo XXI nuevamente existieran tantas cantidades de leyes laborales y de seguridad social como hubo a inicios del anterior.

En ese orden, exhibió las reinstauración del mecanismo de negociación colectiva desde 2005 y la promulgación de leyes fundamentales como la de libertad sindical, de trabajo doméstico, de tercerizaciones y subcontratación y las específicas para artistas y para deportistas, los incentivos impositivos a micro, medianas y pequeñas empresas, además de la norma de empleo juvenil.

Otro hito fue la aprobación de la ley de ocho horas para los trabajadores del sector agropecuario, que logró disminuir 23 % la cantidad de asalariados que cumplían más tiempo en sus labores, así como el subsidio por paternidad o maternidad y la norma de responsabilidad penal empresarial que pudo abatir la cantidad de accidentes fatales en el área.

“Son leyes que no alteraron la economía ni la sustentabilidad de las empresas, pero han significado una reducción sustantiva en la cantidad de horas exageradas que tenían una gran parte de trabajadores rurales”, puntualizó Murro.

“Cuando se hacen estas leyes, se dan opiniones y estimaciones que aseguraban que el país perdía”, recordó. “Sin embargo, los indicadores de trabajo de Uruguay muestran que nunca hubo tanta gente empleada y registrada en la seguridad social, además de que se mejoró la distribución de la masa salarial, que creció el doble del producto interno bruto”, enfatizó.

“Tenemos que seguir avanzando lo justo entre las necesidades empresariales y de los trabajadores”, insistió.

A su turno, Sendic sostuvo que es un hecho significativo que Uruguay celebre 100 años de una ley, a la que catalogó de “muy importante”.

En la oportunidad extrajo textualmente párrafos del acta legislativa de la Comisión de Trabajo del Senado de 1915, “que son de una riqueza enorme” para revivir el debate político-social que duró nueve años y que culminó con la promulgación para regular la actividad de unos 40.000 trabajadores entonces. A modo de comparación, es de señalar que en la actualidad solamente los empleados rurales suman 80.000.

“Hoy seguimos avanzando para la construcción de una sociedad cada día más democrática y fuerte en la institucionalidad, porque pasaron más de 13.000 leyes en el medio para que los asalariados rurales tengan una ley, promulgada en 2008, que regule su actividad con una jornada laboral y régimen de descanso similar a los que tienen el resto de los trabajadores”, aseveró el vicepresidente de la República.

En el encuentro se presentó un video testimonial alusivo y, posteriormente, el sello conmemorativo de la ley N.º 5.350, el que fue matasellado por el Presidente Vázquez para que de esa manera se oficialice su uso.

 

Trabajo

Accesos rápidos