Noticias

Asumió el nuevo directorio del Instituto de Regulación y Control de Cannabis

Publicado: 29.07.2020 18:23h.

Este miércoles 29, el prosecretario Rodrigo Ferrés, como presidente de la Junta Nacional de Drogas, instaló el directorio del Instituto de Regulación y Control de Cannabis, presidido por Daniel Radío e integrado por José Luis Satdjian y Laura Martínez por el Ministerio de Salud Pública, Santiago Caramés y Antonio Manzi por Desarrollo Social, Juan Ignacio Buffa y Sergio Vázquez por Ganadería y Diego Serrano por Presidencia.
Álvaro Delgado, Rodrigo Ferrés y Daniel Radío
Pie de foto: Álvaro Delgado, Rodrigo Ferrés y Daniel Radío

En el encuentro también participó como invitado el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado.

En declaraciones a la prensa tras la instalación de la nueva Junta Directiva, el prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés, subrayó las condiciones de Uruguay para la producción de cáñamo de calidad y sus capacidades para la comercialización, industrialización y venta al exterior de este producto, así como para crear centros de investigaciones y laboratorios. “Por eso, el Gobierno de Lacalle Pou decidió impulsar aún más esta industria”, enfatizó.

En relación al cannabis recreativo, el prosecretario precisó que es otra modalidad, con una regulación más fuerte, asociada a la prevención y el cuidado de adicciones. En ese tenor, acotó que, si bien existe la libertad de poder consumirla bajo determinadas regulaciones, el Estado uruguayo tiene que cuidar la salud de la población. Por otra parte, consideró que “el combate al narcotráfico es algo mucho más complejo de abordar y va por otro carril“. “Hay que tener en cuenta que el cannabis recreativo tiene que estar muy regulado, a los efectos de cuidar la salud de las personas”, respondió.

El novel presidente de la Junta Directiva del Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA), Daniel Radío, destacó la decisión expresa del presidente de la República para agilitar la industria del cáñamo. “Vamos a establecer las modificaciones normativas, que en breve plazo estarán arriba de la mesa, lo que va a flexibilizar y permitir que se haga con más impulso”, aludió.

“Hoy el cannabis para uso adulto requiere de registro por los clubes, por los paquetes que se compran en la farmacia o por los autocultivadores. Habrá que pensar alternativas para ver si vamos flexibilizando los registros. Tenemos un cuello de botella a resolver, que es que la producción de cannabis para uso adulto no alcanza para abastecer la demanda”, subrayó.

Accesos rápidos