Noticias

Presidente de INALE informó que fideicomiso al sector lechero representa US$ 80 millones

Publicado: 02.07.2015 16:20h.

El presidente del INALE, Ricardo de Izaguirre, explicó que el fideicomiso para el sector lechero, que es impulsado por el MGAP y será enviado al Parlamento, será de 80 millones de dólares para la totalidad del sector lácteo. “Los productores recibirán dinero en base a la remisión de leche realizada durante un año para atrás con un mínimo de 8.000 dólares”. Uruguay exporta 70 % de 2,2 millones de litros de leche por año.
Tambo uruguayo
Pie de foto: Tambo uruguayo

La finalidad del fideicomiso es responder a una solicitud que era “muy requerida” por los productores y de “suma necesidad en este momento de dificultades climáticas y con aumento de costos de producción”, tal como explicó el presidente del Instituto Nacional de la Leche (INALE), Ricardo de Izaguirre. Acotó que el desencuentro entre costo de producción y precio recibido implicará un año de repercusión.

De Izaguirre precisó que Uruguay produce un 50 % de leche en base a la alimentación con pasturas; y la sequía predominante en el territorio derivó en que los productores deban hacer uso de sus reservas forrajeras, lo que determina mayor costo de alimentación y se agrava por dificultades en el comercio internacional.

“El precio recibido por los productos exportados disminuyeron y eso fue transferido al productor, lo cual lleva a la ecuación que el productor está perdiendo en promedio unos cuatro centavos de dólar por litro de leche. Sobre ese valor es que se solicitó el fideicomiso que sería para todo el sector lácteo y sería pagado por el mismo en su conjunto”, afirmó De Izaguirre en entrevista con la Secretaría de Comunicación.

Sostuvo que el promedio de producción que se exporta es del 70 % de 2.200.000 litros, que es la producción total del país. Trasladado a divisas representaron en 2013, 830 millones de dólares de ingresos, algo menos en 2014 y este año debido al deterioro de precios se proyecta unos 550 millones de dólares y siempre tomando en cuenta que es el mismo volumen de leche exportado.

En referencia a la desvinculación de dos empresas, calificó la situación como “un corte brusco, porque son decisiones tomadas que generan dificultades para los bolsillos de ellos y para todo el sector lácteo nacional, porque hay alrededor de 600 trabajadores que perdieron su trabajo y unos 600.000 litros de leche que se debió reubicar en la industria”.

Sobre algunos precios del mercado internacional informó que llevó a cabo una nueva licitación de Fonterra, en la cual la leche de polvo entera quedó en 2.000 dólares la tonelada. “Recordemos que la tuvimos en 5.500 hace poco más de un año”, remarcó.

En relación con el desarrollo de los productores nacionales para mejorar su productividad, enfatizó que existen desarrollos genéticos asociados a mejoras en el manejo y la alimentación coordinada. “De hecho en este momento a pesar de la crisis forrajera y dificultades, el recibo de leche a planta está un 2% superior al año pasado, unos 40 millones de litros más”.

“Por lo cual, determina que el productor hizo un aprendizaje que le permite superar una crisis de este tipo. La dificultad existe solo en la parte financiera, porque como manejar la genética y la alimentación hay una demostración clara que se aprendió muy bien”, expresó.

“La luz a futuro de mejora es que la producción mundial sigue creciendo, que la población vive en centros poblados, y que el poder adquisitivo de la humanidad aumentó, por lo cual somos optimistas en el mediano y largo plazo”, concluyó De Izaguirre.

 

 

Accesos rápidos