Noticias

Trazabilidad permitió que la Unión Europea flexibilice ingreso de carne bovina fresca

Publicado: 07.02.2013 06:25h.

La Unión Europea modificó la normativa para el ingreso de carne bovina fresca de Uruguay que habilita a pequeños productores ganaderos a exportar aún si enviaron el ganado a centros de concentración o ferias de remate, previo a la faena. Hasta el momento, la norma exigía que el ganado estuviera 40 días en el predio de explotación previo al envío al frigorífico, sin posibilidades de exportación para los productores más chicos.
Vacunos de raza Holando pastando en el campo

El director de Servicios Ganaderos del MGAP, Francisco Muzio, afirmó que desde su implementación, el sistema de trazabilidad en la ganadería uruguaya permitió fortalecer la producción nacional sobre los temas de certificación de calidad. En esa línea, informó que en junio de 2012 se negoció bilateralmente con la Unión Europea sobre las posibilidades de la carne uruguaya para aumentar el ingreso a ese mercado. 


Hasta el momento, la Unión Europea y Uruguay manejaban el Reglamento 206/2010 que determinaba los requisitos de certificación veterinaria para la introducción de animales vivos o carne fresca a ese mercado.

 

Ese mismo reglamento imponía que el ganado bovino a sacrificar para la exportación de carne fresca a la UE debía ser enviado directamente desde el lugar de  explotación, con 40 días de permanencia en el lugar de origen, previo su ingreso al matadero.

 

A su vez, esta norma impedía que pequeñas explotaciones produjeran para el mercado europeo porque, debido a su infraestructura y capacidad productiva, sus animales pasaban siempre por centros de concentración o mercados de ganado antes del ingresar al frigorífico.

 

Sin embargo, una auditoría de la UE realizada en marzo de 2012 confirmó que el sistema uruguayo de trazabilidad bovina permite a los veterinarios que expiden los certificados, verificar dónde han estado previamente los animales. 

 

En base a las negociaciones bilaterales, se modificó el Reglamento 206/2010 por el Reglamento 71/2013, el cual reconoce que Uruguay cumple con los requisitos zoosanitarios de la UE para las importaciones del ganado bovino que vaya a sacrificase para la exportación de carne fresca deshuesada y madurada, incluso si los animales pasan por centros de concentración o mercados antes del sacrificio, debido al sistema que identifica todos los bovinos individualmente para garantizar la trazabilidad hasta su origen.

 

“Esta modificación es sustantiva para Uruguay porque es una muestra de los logros del país en esta negociación”, subrayó Muzio y enfatizó que Uruguay ofrece las garantías suficientes de que todos los bovinos cuya carne esté destinada a ser exportada a la UE tengan la misma calificación sanitaria aún si pasan por un centro de concentración o van directamente desde la explotación del productor.

 

En base a ello, la nueva norma habilita a pequeños productores que por su capacidad de producción deben enviar a los mercados, previo al envío al matadero, para que también puedan exportar a la UE. Asimismo, Muzio agregó que los pequeños productores que tienen una cantidad reducida de animales preparados para la faena, hasta ahora dependían de una comercialización que no los favorecía en el precio.

 

Enfatizó que el gran paso es la habilitación de la UE que nunca había permitido que de una concentración de animales, estos fueran directamente a la faena. Esta modificación habilita a que sí lo hagan. La flexibilización da una posibilidad para que el ganado gordo proveniente de pequeños productores que muchas veces no pueden completar un camión para embarcar a frigorífico, pueda sí llegar a los mercados de la UE pasando por una feria de remate o un centro de concentración.

 

La modificación de la Unión Europea se aprobó el 25 de enero, en Bruselas, entrará en vigencia apenas se publique, para lo cual existe un plazo de 20 días desde su redacción. Desde el MGAP se analizará cómo se implementará a la interna del sector.

Anexos

Accesos rápidos