Noticias

Llegada de Tabaré Vázquez al Gobierno en 2005 fue un cambio cualitativo para los trabajadores uruguayos

Publicado: 12.02.2020 19:44h.

El primer Gobierno de Tabaré Vázquez fue un cambio cualitativo para la clase trabajadora y los sectores populares tras la crisis de 2002, afirmó el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala. También comparó las conquistas laborales en sus administraciones con las reformas de Batlle y Ordóñez. Destacó la negociación colectiva, que generó ámbitos de diálogo y y mejores condiciones para la movilización social.
Marcelo Abdala en el homenaje a Tabaré Vázquez
Pie de foto: Marcelo Abdala en el homenaje a Tabaré Vázquez

Las definiciones de Abdala iniciaron el homenaje al presidente Tabaré Vázquez, este miércoles 12 en la sede del PIT-CNT. El secretario general de la central obrera recordó la situación en 2005, primer año de gestión del mandatario luego de varios períodos de gobierno que calificó como neoliberales y “con un panorama de crisis, desempleo, falta de trabajo, desregulación de las relaciones laborales y disponibilidad arbitraria de los trabajadores por parte del capital”.

En ese marco inicial, señaló que las medidas desplegadas entre 2005 y 2010 significaron un “enorme cambio cualitativo para la clase trabajadora y vastos sectores populares de nuestro Uruguay”. Entre ellas, enumeró la profundización de la democracia a partir de la “legalización de la clase trabajadora en sus posibilidades de acción”, la convocatoria de los Consejos de Salarios, la creación del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el lanzamiento del Plan de Emergencia Nacional y la ley de libertades sindicales

También mencionó la ley de jornada laboral de ocho horas y descanso semanal para el trabajador rural, la reglamentación del trabajo doméstico y la flexibilización de la normativa respecto del seguro de paro en beneficio de trabajadores mayores de 50 años.

A esto sumó la ley de contratación de mano de obra local en la obra pública, las leyes de licencias especiales por paternidad, adopción, maternidad y duelo, la que redujo el peso de las bolsas de pórtland y harina de 25 kilos, la de abreviación de los juicios laborales, el Sistema Nacional Integrado de Salud, las leyes de negociación colectiva para los trabajadores de la actividad pública y privada y del sistema nacional de negociación colectiva, el Sistema Nacional de Cuidados y la ley de posible desafiliación de las AFAP de los trabajadores mayores de 50 años.

Abdala enfatizó que las normas que regulan la negociación colectiva generaron ámbitos de diálogo y mejores condiciones para la movilización social. Valoró esto como creador potencial de nuevos derechos, normativas, realidades y conquistas para la clase trabajadora, sobre todo en lo que respecta a aumentos de salarios, categorías, mejoras en las condiciones de trabajo, en la salud laboral, criterios de formación profesional, creación de fondos sociales, feriados significativos para los gremios, seguridad social y formalización.

Recordó que los mecanismos de negociación colectiva son un ámbito institucional que promueve y fortalece espacios de una democracia nueva que, junto con la democracia representativa, desarrolla la participación directa del trabajador, promueve su movilización, fortalece la unidad, y transforma la conciencia de los trabajadores. "Hoy el PIT-CNT tiene por encima de 400.000 trabajadores integrados", recordó.

“Este reconocimiento va muy por lo alto de acuerdos y diferencias puntuales que tuvimos, muy por encima de la actual coyuntura concreta que deberá enfrentar la clase trabajadora del país. Tenemos la hipótesis de que un día en la historia serán reconocidas las conquistas laborales encabezadas por Tabaré Vázquez e impulsadas por la lucha de la clase trabajadora, con la misma admiración con que hoy miramos las reformas de don José Batlle y Ordóñez”, agregó.

Accesos rápidos