Noticias

Pediátrico y de la Mujer

Gobierno invirtió 150 millones de pesos en cinco años para continuar la transformación del hospital Pereira Rossell

Publicado: 03.10.2019 00:00h.

Transformación de salas de nacer, preparto e internación del CTI obstétrico, de la emergencia pediátrica y del servicio de imagenología son algunos de los avances en el hospital Pereira Rossell en los últimos cinco años, con 150 millones de pesos invertidos en infraestructura. Están en etapas finales las obras correspondientes a emergencia del Hospital de la Mujer y block quirúrgico pediátrico, único de su tipo en Uruguay.
Sala de nacer del Pereira Rossell
Pie de foto: Sala de nacer del Pereira Rossell

La institución de salud atravesó en los últimos años un proceso de mejora importante en ambos hospitales, resumió la directora del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Victoria Lafluf, en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional.

En el nosocomio de la Mujer se transformaron las áreas de maternidad, como las salas de preparto y de nacer, el centro de tratamiento intensivo (CTI) neonatal, el de cuidados intermedios y las salas de internación. En el caso del servicio pediátrico, las mejoras se vincularon con el área de emergencia y las salas de internación.

También se realizaron innovaciones en el servicio de imagenología, en todo lo relacionado con ecografías, resonancias magnéticas y tomografías, con la incorporación de equipos, así como en áreas comunes y salas de espera, que incluyen espacios lúdicos, pensados especialmente para los más pequeños y sus familias.

En los últimos cinco años se invirtieron 150 millones de pesos en obras en el Centro Hospitalario Pereira Rossell. En la actualidad está en proceso de construcción la nueva emergencia del Hospital de la Mujer, solo para casos ginecológicos y obstétricos. La obra implica la ampliación de las áreas de atención, como boxes, salas de espera y sector de observación, además de la incorporación de tecnología. La inauguración se concretará el 31 de octubre.

En ese plan, se edifica un block quirúrgico de pediatría con seis salas, que se convertirá en el único de su tipo en el país, y, como tal, se acondicionará tanto en lo edilicio como en el equipamiento. Su culminación se proyecta para fines de enero. Entre las mejoras en proceso se incluye, además, la renovación de salas de internación pediátrica y ginecológica.

Se remodela, además, el área central del predio hospitalario, donde se construirá una plaza de la Fundación Pérez Scremini, con juegos inclusivos, la cual estará terminada para fines de octubre.

La Dirección actual del centro trabaja en la ambientación del hospital para que se vuelva un servicio amigable y cálido con los pequeños usuarios y sus familias, que incluye colores en cada piso de internación, dibujos y otros diseños, así como colocación de flechas de colores en el suelo para guiar los recorridos. Lo mismo se hará en el block quirúrgico, en construcción, para que la internación del niño sea los menos traumática posible.

“Es un hospital muy especial, el único dedicado a las mujeres y sus familias y único de niños en el país”, enfatizó Lafluf. “Intentamos acompañar esos procesos de mejoras en lo edilicio y de incorporación de tecnología con los recursos humanos y personal calificado que tenemos y, además, con una mirada que humanice la asistencia y brinde calidez”, apuntó. “Queremos que quienes deben venir vivan una buena experiencia, se sientan bienvenidos”, argumentó.

Lafluf agregó que, siempre que sea posible, se acompañará la atención de procesos que disminuyan o eviten el dolor, que ayuden a distraer o generar un ambiente que, como está comprobado, cambia los resultados.

“El resultado de la asistencia va mucho más allá de la curación o no, o de mejorar un cuadro clínico, pues la vivencia de los procesos cambia notablemente la forma en que las personas transitamos los momentos en que nos enfrentamos a problemas de salud”, sostuvo. “Estamos convencidos de que es la manera”, destacó.

Genérica

Accesos rápidos