Noticias

Fondo Nacional de Recursos

Uruguay invirtió 34,5 millones de dólares en 10 años en tratamientos de cardiopatías congénitas

Publicado: 04.08.2016

El Fondo Nacional de Recursos autorizó entre 1981, año de su creación, y 2015 la realización de 14.118 actos vinculados a cardiopatías congénitas, con 7.172 pacientes beneficiados, mientras que 3.000 personas utilizaron el recurso en los últimos 12 años, 86 % de las cuales siguen con vida. Los datos generales del organismo también indican que se invirtieron 34,5 millones de dólares en esos tratamientos en los últimos 10 años.
Atención médica.
Pie de foto: Atención médica.

A partir del seguimiento más preciso que el Fondo Nacional de Recursos (FNR) efectúa desde 2003, se concluye que en estos últimos 12 años se financiaron los procedimientos de unos 3.000 pacientes de cardiopatías congénitas, 86 % de ellos están con vida. Se informa además que el país invirtió entre 2005 y 2015 unos 34,5 millones de dólares, a valores constantes, en tratamientos al respecto.

Los datos generales indican que entre 1981 y 2015 fueron autorizados 14.118 actos vinculados a cardiopatías congénitas correspondientes a 7.172 pacientes, 54 % de ellos tenían menos de un año de edad al momento del procedimiento, 44 % residían de Montevideo y 53 %  de los actos se realizaron en niños atendidos por el sector público.

La directora general del FNR, Alicia Ferreira, informó a la Secretaría de Comunicación Institucional que en 2001 comenzó el programa de seguimiento de cirugías cardíacas por enfermedad cardiovascular y en 2003 el de los procedimientos de evaluación.

La cirugía cardíaca pediátrica y otros procedimientos, como el cateterismo para realizar diagnósticos o para el tratamiento de las cardiopatías congénitas fueron de las primeras técnicas incorporadas en 1981, año de la creación de este insumo.

Ferreira explicó que algunos niños y niñas requieren múltiples intervenciones a lo largo de su vida y citó ejemplos de pacientes que en 20 años fueron intervenidos en cinco ocasiones o cuentan con 14 cateterismos.

“Realmente es importante que esas familias no tengan que costear los procedimientos de alta complejidad, más allá de los gastos asociados que puedan tener”, dijo.

Desde 2006, el FNR audita y apoya a los especialistas uruguayos con técnicos de Argentina y de España, para analizar los casos que pueden ser complicados de resolver en cuanto a la pertinencia de su financiamiento.

Hay una comisión técnico-médica que analiza cada caso junto a médicos especialistas. Las personas no deben pagar los actos que financia el fondo, salvo los tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad.

Por otra parte, el FNR financia actos en el exterior a partir de las definiciones semestrales de la Comisión Honoraria Administradora, en el marco de lo cual están los referidos a cirugía cardíaca pediátrica.

En el caso de los actos que deben realizarse en el exterior se incluye un pormenorizado estudio de los ingresos de toda la familia del o la paciente, para saber si el FNR financia la totalidad de los gastos, una parte o directamente no se necesita hacerlo.

Ferreira aclaró que el FNR no es solo un financiador, también cuenta con un fuerte componente de generación de conocimiento e investigación a partir de su extenso sistema de información.

Por su parte, la asesora responsable del Área Programática Niñez del Ministerio de Salud Pública (MSP), Claudia Romero, insistió en el valor del Registro Nacional de Defectos Congénitos para reportar los casos.

Este registro se crea con una ordenanza ministerial que obliga a notificar una malformación congénita. Puede reportar este tipo de malformaciones cualquier profesional de la salud que acceda a un caso, incluso la familia del niño.

Romero aseguró que, si todos reportaran los casos, sería posible hacer un seguimiento con indicadores de calidad y generar los correspondientes protocolos.

Salud

Accesos rápidos