Noticias

Rehabilitación

Uruguay dispone de un Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras

Publicado: 27.04.2018

El Banco de Previsión Social inauguró este viernes 27 el Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras (Crenadecer), para la rehabilitación de pacientes con fibrosis quística, mielomeningocele, parálisis cerebral y otros males. Al lugar, que requirió una inversión de cuatro millones de dólares, podrán acceder unas 10.000 personas a servicios de fisiatría, fonoaudiología e hidroterapia.
Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras
Pie de foto: Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras

En el marco de la Semana de la Seguridad Social, los ministros Ernesto Murro, de Trabajo, y Jorge Basso, de Salud Pública, el presidente del BPS, Heber Galli, y la directora Rosario Oiz presidieron la inauguración del nuevo Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras (Crenadecer), ubicado sobre la calle Agraciada, en el barrio Bella Vista.

El lugar de rehabilitación incluye servicios de fisiatría, fonoaudiología e hidroterapia, entre otros tratamientos abocados a la mejora motriz de los pacientes con enfermedades como fibrosis quística, mielomeningocele, parálisis cerebral y enfermedades raras.

Oiz explicó que ese centro es parte de un proceso de generación de nuevas instalaciones y servicios para las personas que tienen ese tipo de enfermedades.

“Somos un centro de referencia y tenemos un importante colectivo de personas con algunas patologías que llevan a la discapacidad y que, por ende, requieren rehabilitación para tener una mejor calidad de vida”, explicó. Además aceptará pacientes de centros privados, según lo dispuesto por la Ley de Asignaciones Familiares.

El sistema cubre alrededor de 10.000 pacientes, de los cuales unos 2.500 son del centro de referencia. Una cantidad importante de esos usuarios tiene dificultades motrices y de desarrollo, mientras que otros padecen de parálisis cerebral. En muchos casos, se logra recuperar parte de la movilidad perdida, lo que les permite reinsertarse y tener una vida de calidad.

Se trata de 10.000 potenciales pacientes, es decir, que no se podrá atender a todos al mismo tiempo, sino que se rigen por protocolos y agendas de atención que disponen las derivaciones correspondientes para generar las condiciones de atención que cada uno necesita, indicó Oiz.

Recordó que existen otros tratamientos en otras instituciones. Por ejemplo, existen convenios con organizaciones que desarrollan equinoterapia, que se mantendrán porque son técnicas complementarias, así como el apoyo de maestros.

La inversión edilicia y en equipamiento superó los cuatro millones de dólares. La directora del BPS recordó que el predio era de la institución pero que solamente tenía un galpón. Esto implicó que se debiera realizar cimentación y edificar todas las instalaciones, además de equiparlo. Se eligió este lugar porque a un lado del edificio se encuentra la Unidad de Diagnóstico y Tratamiento.

Salud, Políticas sociales

Accesos rápidos