Noticias

Estrategia para todo Uruguay

Programa de Salud Bucal entregó materiales especializados a niños ciegos o con baja visión

Publicado: 27.11.2015

La entrega de materiales en la escuela especial Nº 79 de Maldonado, realizada este viernes, refleja la descentralización de los planes, proyectos y políticas especiales en que están empeñadas las autoridades en todo Uruguay, indicó la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg. El programa de Salud Bucal ha sido pionero en trabajar, paulatinamente desde 2005, hacia cada una de los 19 departamentos.
María Auxiliadora Delgado junto a escolares y técnicos del Programa de Salud Bucal
Pie de foto: María Auxiliadora Delgado junto a escolares y técnicos del Programa de Salud Bucal

El acto de este viernes en la escuela de Maldonado incluyó la presencia de María Auxiliadora Delgado, esposa del Presiden Tabaré Vázquez, la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, y otras autoridades de esa cartera, el consejero de Educación Pública, Néstor Pereira, la consejera de Primaria, Irupé Buzzetti, y Liliana Bernárdez, esposa del intendente de Maldonado, Enrique Antía, y representantes del Batallón de Ingenieros de Combate.

Lustemberg destacó que la entrega del material para trabajar con niños ciegos y con baja visión desafía los vínculos entre el sector educativo y el sector salud.

"La salud bucal para el ministerio es una prioridad y la trayectoria de este programa ha permitido llegar a lugares del área urbana, suburbana y sobre todo rural", sostuvo.

En Maldonado, el programa llegó a más de 20 escuelas suburbanas y a más de ocho del área rural y la planificación para el próximo año es aumentar y duplicar la cobertura de las escuelas del área rural.

"Para el ministerio es muy importante fortalecer el rol del programa vinculado a las direcciones departamentales, con todos los efectores a nivel institucional del Estado para lograr la descentralización y llegar a los lugares más alejados", sostuvo.

"Un componente clave de este programa es la prevención con niños y niñas. La salud bucal forma parte de nuestra salud integral", agregó.

También expresó: "El trabajo debe hacerse desde el embarazo, los primeros años: el hábito del cepillado, el no consumo de alimentos azucarados, la importancia del cepillado, el uso de la pasta fluorada, así como estas actividades didácticas inciden para cambiar los hábitos y generar prácticas que se mantendrán en la etapa adulta".

El programa de Salud Bucal está liderado por las autoridades del sector educativo, representantes de la Facultad de Odontología de la Universidad de la República.

"El Ministerio de Salud está muy comprometido con la ejecución y el desarrollo del programa", dijo.

Lustemberg anunció además que para 2016 las prácticas en favor de la salud bucal será fortalecida mediante un trabajo interinstitucional del ministerio con la Facultad de Odontología, con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y las sociedades científicas. Lustemberg destacó que se procurará aunar criterios, tomar la experiencia del Programa de Salud Bucal en estos diez años de ejecución.

"Se trata de lograr que sea una realidad la descentralización de las políticas sin perder el eje, que es mejorar la calidad de asistencia de los ciudadanos. Las políticas que desde Salud Pública se trabajan con niños y jóvenes son las que van a producir verdaderos cambios culturales en la población", expresó

"Todavía la salud bucal tiene un debe de ser un derecho consolidado que no esté vinculado únicamente al bolsillo de cada uno. Hay que mejorar muchísimo y analizar cuáles son las prestaciones que deben ser obligatorias. La salud bucal es clave para la salud, pero sobre todo para la inclusión social”, apuntó.

“Se incluirá en el programa Uruguay Crece Contigo la educación del cepillado dental frecuente, el uso de una pasta fluorada y la incorporación de hábitos saludables", indicó.

 

Salud

Accesos rápidos