Noticias

Herramientas al servicio de ANEP

Novedoso Registro Único del Alumno sistematiza monitoreo de aprendizajes y asistencias

Publicado: 19.10.2015

Una nueva herramienta informática permite almacenar información actualizada de las trayectorias educativas de los estudiantes uruguayos de entre 3 y 14 años. A través de la plataforma GURI, los educadores ingresan datos del alumno sobre aprendizajes, aspectos socioemocionales y asistencia, generando un recurso que facilita los acompañamientos para completar trayectorias y ayuda a luchar contra la desvinculación del sistema.
Presentación del Registro Único del Alumno
Pie de foto: Presentación del Registro Único del Alumno

El Registro Único del Alumno (RUA) sustituye a la ficha acumulativa en soporte papel, dando paso así a un documento electrónico provisto de toda la base de datos existente en el Programa GURI (Gestión Unificada de Registros e Información), con la consiguiente identificación de las macro-habilidades que el alumno adquiere a lo largo del ciclo educativo universalizado.

En esta herramienta se reúne información sobre las asistencias del alumno, las calificaciones y las posibles observaciones que el educador haya realizado en ese ciclo, explicaron las autoridades en el acto de lanzamiento del sistema encabezado por el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, en el Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores (IPES).

Netto estuvo acompañado de la directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti, el consejero Héctor Florit, la directora del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP-UTU), Nilsa Pérez, el consejero de Educación Secundaria, Javier Landoni, el consejero de la ANEP, Néstor Pereira, y la coordinadora del programa GURI, Sara Muñoz.

El registro permitirá ganar en agilidad, en transparencia en la información y facilitará la intervención oportuna cuando la situación así lo requiera. Todo maestro o profesor puede acceder a la información del alumno, con lo cual puede ver las debilidades y fortalezas del alumno, por ejemplo en matemáticas y lengua y, en función de ellas, actuar.

Una de las secciones denominada “Saber” tiene que ver con el seguimiento del alumno en materia de ausentismo, lo cual permite tomar las medidas del caso para revertirlo y evitar la desvinculación con el sistema de enseñanza.

Hasta ahora había descriptores diferentes para educación inicial, primaria y media, pero como es el mismo sujeto el que aprende, ahora son únicos.

Los descriptores conforman una especie de ficha que contiene la evolución del alumno desde su ingreso en tres años (educación inicial) hasta su egreso de la educación media básica. De esta forma el RUA propiciará el estrechamiento de los vínculos entre los subsistemas educativos.

Esta herramienta informática cuenta con una pestaña que contiene un instructivo para el educador, así como también un glosario para unificar la lexicografía utilizada. Contempla en cada una de las dimensiones a los alumnos con distintos niveles de desempeño.

A partir de noviembre  el docente podrá ir completando los descriptores  así como realizar observaciones de carácter técnico. Cabe consignar que los maestros y profesores tienen su propio usuario para acceder a la plataforma informática y por ende a la información de los alumnos de su grupo.

Historia del estudiante
Netto habló de lo fundamental que es esta herramienta para el seguimiento de trayectorias “continuas, completas y protegidas”. El registro permite tener información más cabal, directa y pronta para poder articular la educación primaria con la media básica.

“La precisión y el profesionalismo del acompañamiento es cada vez más importante”, agregó.

Explicó que con esta herramienta se dispondrá de toda la historia desde los tres años de edad, para poder ir preparando los grupos previo a que comiencen los cursos tanto en primaria como en media, en función de los perfiles de cada alumno.  

En el caso del pasaje de sexto grado de escuela a primer año de Secundaria, facilitará el acceso a la información por parte de los educadores de las escuelas APRENDER, en el que 70 % de quienes promueven lo hacen con “bueno” (nota mínima).

En las escuelas de tiempo completo del quintil 1 se trabaja en salas con los maestros y maestras de sexto, y ajustando con media los distintos niveles de egreso en áreas básicas como lectoescritura y matemática. Esto beneficiará los aprendizajes en unas 400 escuelas, pero la idea es universalizarlo en el “tránsito” entre Primaria y Secundaria, con la construcción de un puente.

“El monitoreo de los datos corre por cuenta de cada uno de los consejos, pero la responsabilidad de las trayectorias completas, continuas y protegidas es de toda la administración, por lo tanto, territorio a territorio, los docentes estarán en comunicación entre sí. El sistema de alerta temprana ya está instalado con el programa GURI, pero esto lo fortalece”, indicó.

“La fragmentación del sistema que venimos combatiendo con una serie de dispositivos, hoy encuentra en el RUA un sistema de información donde aparece toda la historia, desde los distintos aspectos, curriculares, socioafectivos y de construcción ciudadana”, señaló.

También se almacenan datos de “su asistencia, brindando una fotografía que permita constituir grupos en los primeros años de enseñanza media básica con un conocimiento más cabal de los jóvenes que ingresarán al sistema educativo público nacional”, abundó.

 

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos