Noticias

Gobierno resolvió que médicos, veterinarios y laboratorios estén obligados a informar si encuentran leishmaniasis

Publicado: 30.09.2019 11:53h.

El Gobierno resolvió que los casos de leishmaniasis sean declarados obligatoriamente por médicos, veterinarios y laboratorios. “Estamos preocupados por que se mantenga en donde se encontró (Salto y Bella Unión); esta es una buena medida para evitar que se extienda a lo largo del río Uruguay”, dijo Quian, quien mencionó que se buscó el vector en Rivera, Cerro Largo y Paysandú. “No está en otras partes del país”, aseguró.
Jorge Quian
Pie de foto: Jorge Quian

El ministro interino de Salud Pública, Jorge Quian, informó, en el Consejo de Ministros de este lunes 30 en la Torre Ejecutiva, que se aprobó que la declaración de los casos positivos de leishmaniasis, tanto en humanos como en animales, sea obligatoria, por lo que la deberán realizar médicos, veterinarios y laboratorios. “Este tema y que Uruguay no sufre la epidemia de sarampión son avances sustantivos para seguir manteniendo los niveles sanitarios que tiene el país, que son orgullo para América y el mundo”, aseveró el secretario de Estado.

En la oportunidad, notificó que, según la Organización Panamericana de la Salud, la enfermedad se dirigió hacia el sur a lo largo de la ribera del río Uruguay y que Brasil registra el 90 % de los casos en América.

“Trabajamos para evitar casos en humanos, que pueden llegar a ser graves. En Salto y Bella Unión se tomaron muchas medidas, fundamentalmente, castraciones y sacrificios de perros, (así como fomento de la) tenencia responsable de animales”, acotó.

“Hasta ahora no era enfermedad de declaración obligatoria, por eso incorporamos esa obligatoriedad. Es una buena medida para el control”, insistió Quian, y recordó la reciente reglamentación, por la que quienes trasladen a un perro desde Salto o Bella Unión deben llevar certificado de que el animal está libre de esa enfermedad.

En relación con el control respecto a que se le hayan colocado a perros collares con el producto químico deltametrina, sostuvo que el vector se encontró en Bella Unión en 2010 y que en 2015 se registraron los primeros casos positivos.

“Uruguay no tenía experiencia en esta enfermedad, por eso trajimos expertos de la Organización Panamericana de la Salud, a fin de que nos aconsejen, e hicimos lo que sugirieron. Los collares son útiles para que los vectores mueran y evitar que piquen a perros. Lo que sucede es que salen entre 800 y 900 pesos y hay gente que no está en condiciones de pagarlos. Nosotros solicitamos el precio a la OPS y nos respondieron que valían siete dólares. Estamos trabajando en la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) para ver cómo incorporamos esos collares, es un planteo que está en su primera etapa”, alegó.

Accesos rápidos