Noticias

Proyecto SAGA

Uruguay aplicará proyecto innovador de Unesco para analizar relación de mujeres con el área de las ciencias

Publicado: 01.12.2016

Con la presencia del director de OPP, Álvaro García, se realizó el lanzamiento de la Estrategia Intersectorial Mujeres Ciencia y Tecnología, inicio del proyecto SAGA en el Uruguay. Se trata de un proyecto promovido por la Unesco que será aplicado como piloto en Uruguay para analizar indicadores y causas del alejamiento general de las mujeres del área de las ciencias, a nivel educativo y laboral.
Álvaro García, director de OPP
Pie de foto: Álvaro García, director de la OPP

Integrada por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Ministerio de Educación y Cultura, la Universidad de la República (UdelaR), la Administración Nacional de Educación Pública; el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, la Agencia del Gobierno Electrónico y la Sociedad del Conocimiento y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el objetivo de esta estrategia es conformar  una mesa de trabajo interinstitucional integral e innovadora para construir un modelo de política pública que identifique y aborde los factores que determinan las elecciones educativas  de las mujeres y su posterior segregación profesional.

El director de la OPP, Álvaro García, felicitó la iniciativa y dijo que Uruguay tiene características propias que lo hacen objeto de planes piloto. “Nos gustan los desafíos”, precisó. Auguró éxitosos resultados de este proyecto y  agregó que es una oportunidad acumular conocimiento.

Por su parte, la directora de la oficina regional de ciencias de la Unesco para América Latina y el Caribe, Lidia Brito, destacó que Uruguay es el primer país en la región en el que se desarrolla el proyecto SAGA (STEM and Gender Advancement), cuyo objetivo es abordar y analizar las causas de la segregación que sufre la mujer en relación al área laboral científica. Asimismo, la no elección por la población femenina de estas áreas educativas también es analizada en este proyecto.

No obstante, destacó que América Latina tiene mucho para aportarle a otros países porque es la región con más mujeres investigadoras a nivel mundial; el 45 % de los investigadores científicos son mujeres aunque este porcentaje disminuye drásticamente cuando analizamos los lugares que ocupan las mujeres en cargos de toma de decisiones.

Explicó que el proyecto SAGA tiene como objetivo elaborar el primer diagnóstico en la temática: “Uruguay es el primer país de Latinoamérica que adhiere a este movimiento de conocer la realidad, de hacer un análisis y desarrollar herramientas que permitan comprender la complejidad del asunto”, afirmó.

Proyecto SAGA y Estrategia intersectorial
El proyecto se lleva adelante desde una mesa interinstitucional —que comenzará a trabajar en el próximo mes de julio— y su objetivo es contribuir a la elaboración de políticas públicas con enfoque de género para la reducción de brechas en esta área de conocimiento, explicó la representante de la OPP, Mariana González Piria.

Se decidió trabajar en este tema porque según los indicadores con que se cuenta en la OPP, en Uruguay hay más investigadores hombres que mujeres, aunque en el nivel de iniciación ocurre lo contrario.  Las mujeres necesitan de uno a cuatro años más de trayectoria que los varones para alcanzar los mismos niveles de capacitación, tendencia que se incrementa a medida que aumenta el nivel.

Según la funcionaria, se observa que el sistema es más exigente con las investigadoras mujeres, en cuanto a preparación; en el área de ingeniería y tecnología es donde se encuentra la distribución más desigual con un 66% de investigadores y un 34 % de investigadoras.

En cuanto a la demanda de profesionales, según una encuesta de 2012,  las áreas con mayor ocupación son ingeniería de sistemas y computación  seguidos de las áreas de química, física y el sector farmacéutico. A la hora de elegir las carreras educativas, existen elementos culturales que lleva a las mujeres a preferir las carreras más vinculadas a la enseñanza y la salud.

"La creación del proyecto SAGA responde a la lentitud con la cual se analiza a nivel mundial la relación entre la mujer y la ciencia", dijo el coordinador Alessandro Bello. Según aseguró, se pretende reducir la brecha de género en todos los niveles de educación que abordan la ingeniería la ciencia y la investigación, fortaleciendo a su vez la perspectiva de igualdad de género en el diseño de políticas públicas.

Asistieron a la mesa de presentación, la subsecretaria de Educación y Cultura, Edith Moraes; la integrante del Consejo Directivo Central de la ANEP, Laura Mota; la prorrectora de investigación de la UdelaR, Cecilia Fernández; la responsable de relaciones internacionales del Instituto Nacional de las Mujeres, Daniela Telechea y la decana de Facultad de Ingeniería, María Simon.

 

Genérica

Accesos rápidos