Noticias

Estímulo del Ministerio de Industria

Proyectos de diversos sectores fueron premiados por su gestión eficiente en uso de la energía

Publicado: 01.12.2016

El aeropuerto internacional de Carrasco, el lavadero de lanas Blengio, el centro de datos de Antel, La Casa Uruguaya de la Universidad ORT, la escuela 114 y la rural 144 están entre los ganadores del Premio Nacional a la Eficiencia Energética que anualmente desde 2009 otorga el Ministerio de Industria, Energía y Minería. La experiencia indica que la entrega de proyectos crece y en esta ocasión llegaron al récord de 27.
Los ganadores en eficiencia energética
Pie de foto: Los ganadores en eficiencia energética

Luego de felicitar a los 14 galardonados, la directora nacional de Energía, Olga Otegui, explicó la importancia de la iniciativa nacida con la intención de reconocer públicamente a las instituciones, organismos y empresas por sus esfuerzos y logros alcanzados en relación al ahorro y uso eficiente de la energía en Uruguay.

Para el ministerio es un premio que permite acercar y dar a conocer los proyectos que en distintos sectores industriales integran las acciones de eficiencia energética en sus procesos, añadió Otegui, quien estuvo acompañada en el acto realizado el miércoles en el Club Uruguay, en Montevideo, la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, el subsecretario Guillermo Moncecchi y otras autoridades y representantes del sector público y privado.

Destacó los 27 proyectos de diversas ramas industriales postulados que se constituyó en un récord.

Otegui informó que, en materia de eficiencia energética, este año el ministerio lanzó la Línea de Asistencia de Eficiencia Energética (LAEE), los certificados de eficiencia energética (CEE), el transporte eléctrico y la aprobación del proyecto de los fondos del medio ambiente mundial.

Proyectos ganadores
En la categoría comercial y servicios, el premio lo recibió el aeropuerto internacional de Carrasco, el cual innovó en sus sistemas inteligentes de climatización y se comprometió con ambiciosas metas de eficiencia energética.

Recibió mención la Distribuidora Uruguaya de Combustible SA (Ducsa) por impulsar medidas de eficiencia en un gran número de estaciones de servicio a lo largo y ancho del país.

El Lavadero de lanas Blengio fue galardonado en la categoría industria por realizar una gestión integral de la energía, apostando a la autogeneración y al uso eficiente, mientras que recibió mención el proyecto Tambo y Energía de Conaprole y BID/Fomin que desarrolló una importante labor de capacitación y apoyo a la implementación de medidas de eficiencia energética en tambos.

También recibió una mención la industria Papelera Uruguaya (CMCP Ipusa) que mantiene un fuerte compromiso con la mejora continua en la gestión energética, habiendo logrado este año la certificación UNIT-ISO 50.001.

En la categoría sector público recibió el primer premio Antel - Data Center "Ing. José Luis Massera", que trabaja con un modelo de innovación y gestión eficiente de la energía en las salas de datos, diseñado en su totalidad por profesionales uruguayos.

Aquí recibió una mención el Centro Regional Sur - Facultad de Agronomía de la estatal Universidad de la República y su ejemplo de gestión eficiente de la energía, modelo para el aprendizaje y réplica.

En la categoría edificaciones, subcategoría grandes superficies, el premio lo recibió la empresa Bilpa, que construyó y opera un edificio energéticamente eficiente, que incorporó tanto medidas edilicias como tecnológicas.

En la subcategoría viviendas individuales y colectivas, el premio lo recibió La Casa Uruguaya de la Universidad ORT Uruguay, con su ejemplo de innovación, ingeniería, confort y sostenibilidad energética a cargo de un equipo multidisciplinario de estudiantes y profesionales.

La mención en este caso fue para el Proyecto Vedia, del ingeniero Esteban Lucotti, que da muestra de cómo la convicción y la apuesta a una forma de vida más energéticamente eficiente y sostenible puede concretarse en proyectos exitosos.

En la categoría educación, subcategoría escuelas rurales, el premio lo recibió el centro de Primaria N°144, de Estación Pedrera, departamento de Canelones, por su ejemplo de cómo un edificio pequeño, con apenas 16 alumnos, puede desarrollar importantes medidas y alcanzar grandes logros en eficiencia energética.

Recibieron menciones la escuela rural N°7, de San Francisco, departamento de Paysandú, a través del compromiso de los niños que desarrollaron varias medidas de eficiencia energética, y trabajaron en la sensibilización tanto en la escuela, como en los hogares de los familiares y vecinos,

También la escuela rural N° 294 – Escuela Sustentable, de Jaureguiberry, departamento de Canelones, que aplicó un novedoso diseño que apuesta a la auto-sustentabilidad y a una gestión eficiente de la energía.

En la subcategoría escuelas urbanas, el premio lo ganó la Escuela N°114 "Carlos von Metzen Vincenti", de Empalme Olmos, la cual no solo implementó medidas de eficiencia energética, sino que también apostó a la capacitación de los alumnos, la sensibilización de sus familiares y vecinos, y a la difusión de sus logros.

 

Genérica

Accesos rápidos