Noticias

Acciones transversales

Plan contra resistencia antimicrobiana se enfoca en salud, medio ambiente y producción de alimentos

Publicado: 14.11.2018

En coincidencia con la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de Antibióticos, el Gobierno elabora un plan nacional contra la resistencia antimicrobiana. Involucra a los ministerios de Salud Pública, para el control del uso de medicamentos; Medio Ambiente, para el control de la calidad del agua en playas y vertederos, y a Ganadería, en relación al uso de medicación en animales y químicos en la producción alimenticia.
Enzo Benech, Jorge Basso y Eneida de León
Pie de foto: Enzo Benech, Jorge Basso y Eneida de León

La presentación de este trabajo se realizó en la Torre Ejecutiva con la presencia del ministro de Salud Pública, Jorge Basso; la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y Roberto Salvatella en representación de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS) en Uruguay.

Salvatella informó que la Organización Mundial de la Salud busca atender el fenómeno biológico que ocurre en muchos países y que se manifiesta en la resistencia a las sustancias antimicrobianas, con consecuencias a nivel de la salud, así como en el medio ambiente y en la producción de alimentos. Los ministerios involucrados cuentan con referentes que realizarán el seguimiento y la creación de un plan nacional que contemple el control a esos niveles.

La ministra Eneida de León subrayó que, desde el punto de vista ambiental, se trabaja en la meta geonómica, que permite ver la causa de aparición de agentes resistentes, a través de estudios ambientales que registran la presencia de microorganismos patógenos resistentes a los antibióticos. En ese sentido, dijo que la Dirección Nacional de Medio Ambiente analiza la liberación de agentes patógenos al medio ambiente, en lugares como playas o vertidos de agua; en ello trabaja con el Instituto Pasteur del Uruguay, en el estudio del uso de antibióticos y sus consecuencias a nivel humano, animal y ambiental.

Por su parte, el ministro de Ganadería, Enzo Benech, resaltó que el problema es transversal a toda la sociedad. La secretaría que él dirige está implicada a través de los sistemas productivos de carne, leche y lana, que utilizan medicamentos y antibióticos para garantizar la salud de los animales. También mencionó la incidencia del fenómeno en la cadena alimenticia por el uso de químicos y pesticidas. “Si los usamos bien, son fantásticos, y si los usamos mal son muy peligrosos”, enfatizó. En esa línea, dijo que el ministerio generó una dirección sobre la inocuidad de los alimentos, que trabaja con los servicios ganaderos y elaboró un plan para la contención de la resistencia antimicrobiana con enfoque en salud animal y cadena productora de alimentos.

En tanto, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, recordó que se trata de un problema global vinculado con la identificación de agentes infecciosos (virus, bacterias y hongos) que obligan a utilizar medicamentos más poderosos, que a su vez acarrean otras consecuencias. Afirmó que en algunos países desarrollados este problema llegó a influir en la reducción de la expectativa de vida. A modo de ejemplo, indicó que a pesar de los avances alcanzados en materia de salud para las personas con transplante de órganos y con su sistema inmunodeprimido (en el caso de personas con VIH/sida), todos estos agentes infecciosos actúan fuertemente y hacen más vulnerables a estas poblaciones.

Agregó que Uruguay accede a un sistema de vigilancia, parte de una red global de 750 laboratorios a nivel mundial, que son centinelas y monitorizan la presencia de agentes microbianos que alertan sobre la presencia de bacterias más frecuentes y los cambios que estas van sufriendo.

También valoró que la política transversal con la unión de tres ministerios es una clara señal de la promoción de “una salud” y que Uruguay está alineado a las recomendaciones de la OPS/OMS. Asimismo sostuvo que, si bien en el inicio este fue un problema hospitalario y exclusivamente médico, la evidencia demostró que es un problema de toda la sociedad y requiere de políticas articuladas.

Para concluir, señaló que esta instancia busca la concientización sobre un problema global y promueve la capacitación de las personas  que trabajan en el área de la salud, medio ambiente y a nivel productivo, pero también respecto de la sensibilización de la ciudadanía, que debe asumir con responsabilidad el uso de medicamentos sin prescripción.

 

Genérica

Accesos rápidos