Noticias

El Ministerio de Desarrollo Social debe inspirar valores como solidaridad, innovación y progreso

Publicado: 02.03.2020 19:37h.

Pablo Bartol y Armando Casteingdebat asumieron como ministro y subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), este lunes 2 en un acto que se desarrolló en la avenida 18 de Julio. Allí, Bartol identificó en primera infancia, personas en situación de calle y la reasignación de fondos dentro de la cartera áreas priorizadas. Solidaridad, innovación y progreso deben ser los valores que promueva el ministerio, dijo.
Ministro Pablo Bartol
Pie de foto: Ministro Pablo Bartol

“En el Uruguay tenemos desafíos. El país ha crecido en los últimos años económicamente, pero hay gente que no logró beneficiarse de ello y está en una situación social compleja. El Mides tiene que ser un ministerio de la cohesión social. Las políticas del ministerio nos tienen que alcanzar a todos porque todos tenemos problemas de desarrollo social, tanto de soledad, como de violencia, convivencia o falta de vínculos”, dijo el nuevo ministro.

El Mides tiene que brindar una cuota de inspiración para que las personas salgan de una situación y aprovechen las oportunidades, en el marco del respeto a la libertad individual. En ese sentido, remarcó que “sentirse libre no es sentirse solo y para ello son importantes los referentes barriales que son aquellos que sufren lo mismo que sufrimos nosotros y nos inspiran a cambiar mediante la empatía”.

La tarea fundamental que tiene el Mides es inspirar a todos, no solo a los que están mal desde el punto de vista económico y pasando privaciones, todos nos tenemos que sentir partícipes de las políticas que aplica o desarrolla el Mides, destacó Bartol.

Acerca de la primera infancia, Bartol recordó los problemas de inequidad actuales, con una pobreza del 8 % en términos generales y del 17 % en los menores de edad. O en inequidad territorial, como en el barrio Casavalle, en Montevideo, donde el 40 % de sus habitantes están por debajo de la línea de pobreza. También hay desigualdad de oportunidades por género, agregó.

Por otra parte, el jerarca confirmó que mudará su oficina a Casavalle y que el viernes 28 habló con la alcaldesa del Municipio D, visitó un espacio y verá opciones, como alquiler o compra, tras una licitación. El Mides ya tiene oficina de atención al público en el barrio, aclaró.

Con respecto a las personas en situación de calle, destacó que hay mucha creatividad en quienes trabajan en la temática, tanto en los proyectos que están en carpeta como en los realizados por los funcionarios que recorren las calles de Montevideo para atender estas situaciones.

Destacó que hay programas, como Uruguay Crece Contigo, Cercanías y Jóvenes en Red, que deben tener una articulación mayor para que se atienda en forma conjunta a los hogares en su totalidad. Para ello, se puede agregar la atención en adicciones, en salud, que aportan a una visión general de las familias y sus problemas.

“Con la misma plata se puede trabajar muchísimo mejor. El Mides tiene un presupuesto importante y pensamos que se puede hacer mucha reasignación de fondos para atender prioridades. Cuando se dispersa el dinero en más de 60 programas se generan pequeñas intervenciones puntuales y tenemos que hacer programas universales”, afirmó.

Accesos rápidos