Noticias

Ernesto Murro, en Asamblea de OIT

Condiciones de trabajo formaron parte de la negociación colectiva en Uruguay desde la fundación de este mecanismo, en 1943

Publicado: 14.06.2019 11:47h.

La negociación colectiva, impulsada en 1943, promovió el acuerdo sobre salarios y condiciones de trabajo, pero el sector empleador planteó reparos 66 años después de su vigencia, indicó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, en la Asamblea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra, Suiza. Agregó que la ocupación del lugar de trabajo fue reconocida en 2010 por ese organismo.
Ernesto Murro
Pie de foto: Ernesto Murro

La presentación de Murro, este viernes 14, en la 108.ª Asamblea de la OIT, que se celebra esta semana en la sede central de Ginebra, Suiza, expuso la posición del Gobierno uruguayo frente a la queja de los empresarios que analiza la Comisión de Aplicación de Normas de esa organización de Naciones Unidas. En primer lugar, recordó que los antecedentes del artículo 4.º del convenio n.º 98 demuestran que los países cuentan con amplios márgenes de libertad para adoptar las formas de negociación que correspondan a las características de cada uno.

En Uruguay, recordó Murro, la negociación colectiva para la actividad privada fue fundada en 1943 y promovió el diálogo social, tanto para las cuestiones salariales como para los temas de condiciones de trabajo. Según añadió, el artículo 5.º de la ley n.º 10449, de ese año, indica en uno de sus párrafos: “El Consejo de Salarios podrá, asimismo, establecer condiciones de trabajo para el caso que sean acordadas por los delegados de empleadores y trabajadores del grupo salarial respectivo”. Además, el ministro sostuvo: “Hasta ahora, nunca había sido cuestionada por el sector empleador. Recién lo hace 66 años después, en 2009”.

Por otra parte, subrayó que la ley de negociación colectiva de 2009 privilegia la negociación bilateral, respecto de la negociación tripartita en Consejos de Salarios. “La negociación tripartita es muy descentralizada y el nivel de descentralización depende de las decisiones que puedan tomar representantes de trabajadores y empleadores”, expresó.

Además, Murro recordó que en la OIT funcionan mecanismos tripartitos y que promueve desde su inicio este modelo de negociación, tal como sostiene la Declaración de Filadelfia de 1944: “La lucha contra la necesidad debe emprenderse con incesante energía dentro de cada nación y mediante un esfuerzo internacional, continuo y concertado, en el cual los representantes de los trabajadores y de los empleadores, colaborando en pie de igualdad con los representantes de los gobiernos, participen en discusiones libres y en decisiones de carácter democrático a fin de promover el bienestar común”.

“No parece ser coherente concurrir a la sede mundial del tripartismo, la OIT, a cuestionar el tripartismo”, subrayó Murro.

En Uruguay, prosiguió, la negociación tripartita “es parte esencial del diálogo social y de la elaboración y gestión de políticas públicas para temas como la negociación de salario y condiciones de trabajo, la administración de la seguridad social, de la salud y de la formación profesional, en políticas de salud laboral y en muchas instituciones estatales”.

El último punto de la posición uruguaya es que la prevención de conflictos y las cláusulas de paz laboral se constituyeron en objetivos centrales del actual Gobierno, porque los considera “imprescindibles para continuar el desarrollo del país”.

Agregó que las ocupaciones de los lugares de trabajo no son promovidas y que son un modo atípico de la huelga. Recordó que la ocupación como extensión del derecho a la huelga está admitida por la Cátedra de Derecho del Trabajo de la Universidad de la República y, además, por la OIT, según uno de los informes presentados en la 307.ª Reunión del Consejo de Administración de esta organización, que se realizó en 2010.

Para finalizar, el ministro sintetizó: “Estuvimos, estamos y estaremos dispuestos al diálogo y la negociación, para las modificaciones convenientes, oportunas y razonables al sistema de negociación colectiva y la prevención de conflictos, de acuerdo a nuestra realidad e historia, a la Constitución, la Ley y las normas internacionales, con los consensos útiles que nos permitan avanzar en más y mejor negociación colectiva y más y mejor prevención de conflictos”.

Intervención de Ernesto Murro en la OIT

Relaciones exteriores, Trabajo

Accesos rápidos