Noticias

Aplicación de la Ley 19.167

Fondo Nacional de Recursos aprobó régimen de reproducción asistida

Publicado: 22.04.2015 17:52h.

A partir de este mes el Fondo Nacional de Recursos (FNR) comienza a financiar los procedimientos de fertilización asistida de alta complejidad. La normativa establece copagos, los cuales serán proporcionales a los ingresos de la pareja que desea realizar el tratamiento. Con esta normativa, Uruguay se convierte en pionero en permitir el acceso universal a estas técnicas de reproducción.
Fondo Nacional de Recursos aprobó normativa de la ley 19.167 de reproducción asistida
Pie de foto: Fondo Nacional de Recursos aprobó normativa de la ley 19.167 de reproducción asistida

A finales de 2014, el Ejecutivo reglamentó la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida que facilita el acceso a los procedimientos de baja complejidad en mujeres con problemas de fertilidad. 


En esta instancia, el Fondo Nacional de Recursos aprobó la normativa de reproducción asistida que establece la financiación de los procedimientos de alta complejidad. 


El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, explicó que con esta normativa se aspira a establecer copagos, con la particularidad que serán proporcionales a los ingresos de la pareja. En los casos de las parejas con ingresos menores a 30.520 pesos el primer intento es sin costo, en el segundo deberán abonar un 10 % de su valor y en el tercero un 20 %. 


El escenario menos favorable es para parejas con ingresos superiores a los 183.121 pesos, quienes deberán abonar el 85 % del tratamiento en el primer intento, el 90 % en el segundo y el 95 % en el tercer intento.


Basso además explicó que para la realización de estos procedimientos es necesaria la participación de clínicas de fertilización especializadas. Aclaró que es el MSP quien tiene la potestad de habilitar a estas clínicas y dijo que actualmente existen tres instituciones habilitadas: el Cerhin (con sede en Montevideo y Salto), el Centro de Esterilidad de Montevideo y la clínica Suizo-Americana.

 

Por otra parte, Basso señaló que un tema que las mujeres deben tener claro es que el procedimiento siempre debe iniciarse con el ginecólogo tratante en su prestador de salud, quien a través de estudios médicos determinará si es necesario un procedimiento de baja complejidad (el cual se realiza en el propio prestador de salud) o si debe atravesar por un procedimiento de alta complejidad, para lo cual la paciente elegirá una de las clínicas especializadas habilitadas y completará los formularios para iniciar el trámite. 


Posteriormente, la clínica de fertilidad elegida la contactará y mantendrá la primera consulta con el médico especialista en reproducción. El formulario será enviado nuevamente a la institución de asistencia y el FNR resolverá la cobertura financiera de acuerdo a los ingresos de la pareja. Luego de la autorización por parte del Fondo comenzará el tratamiento en la clínica especializada. 


El FNR financiará hasta tres intentos y hasta tres transferencias embrionarias por ciclo. Esto incluirá los recursos técnicos, el material de uso médico y la medicación necesaria. 


Finalmente Basso informó que el ministerio mantendrá reuniones con todos los prestadores de salud y los ginecólogos referentes para establecer la metodología de trabajo. Además se involucrará fuertemente a las direcciones técnicas de las instituciones. 


En cuanto a los criterios de selección, la ley establece que tienen derecho a la cobertura financiera por parte del FNR las mujeres mayores de 18 años y menores de 40 años, en las que hayan fallado las técnicas de baja complejidad o si se confirma un diagnóstico de infertilidad que requiera un tratamiento de alta complejidad. La mujer puede no tener pareja o tener pareja de cualquier sexo.

 

Además para la realización del tratamiento se tendrá en cuenta el peso de la mujer, las alteraciones de la salud psicofísica, enfermedades infectocontagiosas con carga viral positiva, consumo actual de tabaco, alcohol y otras drogas, así como la falta de adherencia al tratamiento. 


De acuerdo al decreto reglamentario, entre el 27 de febrero de 2015 y el 26 de febrero de 2017 no se tendrá en cuenta el límite de 40 años de edad. 


Las autoridades informaron que con esta normativa Uruguay se convierte en pionero en permitir el acceso universal a estas técnicas. A priori se cree que anualmente se realizarán entre 1.000 y 1.800 fertilizaciones in vitro. Si se toma un promedio de 1.200 fertilizaciones anuales se estima que se destinarán 8 millones de dólares para la concreción de estas técnicas. 


Precios y copagos de tratamientos

Genérica

Accesos rápidos