Noticias

Ministerio de Vivienda finaliza mandato con 9.000 soluciones habitacionales en Canelones, terminadas o en ejecución

Publicado: 18.02.2020 13:09h.

La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, entregó 32 de las 180 viviendas para familias realojadas de terrenos inundables del exasentamiento Proinco y La Cantera, en la ciudad de Canelones, tras una inversión de dos millones de dólares. Entre soluciones habitacionales finalizadas y en ejecución, esa cartera respaldó 9.000 soluciones habitacionales en el departamento.
Entrega de llaves en Canelones
Pie de foto: Entrega de llaves en Canelones

De León destacó el trabajo efectuado por el Ministerio de Vivienda y sus diferentes direcciones y programas, que implicó la realización de nuevas soluciones habitacionales, acciones de reparación sobre el stock de casas existentes y la firma de contratos y subsidios de alquiler, además de planes para hogares vulnerables a través del Programa de Mejoramiento de Barrios.

Las soluciones habitacionales comprenden viviendas cooperativas, casas para pasivos del Banco de Previsión Social (BPS), autoconstrucción asistida y viviendas en zonas rurales y pequeñas localidades construidas por Mevir, así como préstamos y subsidios para la adquisición de viviendas.

También se realizaron acciones sobre el stock existente, con préstamos y subsidios para refacción, mejora y ampliación, además de mejoras habitacionales a través del Plan Juntos a hogares con extrema vulnerabilidad social. Asimismo, se firmaron 700 contratos y se otorgaron más de 200 subsidios de alquiler para pasivos.

Por otra parte, el Programa de Mejoramiento de Barrios benefició a casi 3.000 hogares en el departamento de Canelones.

Se destinaron dos millones de dólares a realojos para población vulnerable de Canelones

De León dijo que el realojo de las 32 familias que vivían en terrenos inundables del exasentamiento Proinco y La Cantera se realizó en un terreno propiedad del ministerio. La Intendencia de Canelones efectuó el seguimiento de la obra, el trabajo social y el acompañamiento de las familias. Una vez que estas se muden, el Gobierno departamental demolerá las viviendas para recuperar el predio.

La jerarca habló de la preocupación del ministerio por las familias que viven en zonas inundables y el trabajo efectuado para obtener un mapa de riesgo nacional que da cuenta de la situación. “Es donde no se debe asentar la gente para no tener que mudarse y salir corriendo”, aseguró. Señaló que es conveniente que, una vez demolido el asentamiento, los terrenos se conviertan en un lugar público vigilado por policía territorial.

“Esta entrega de 32 viviendas es un primer paso de 180 realojos que convinimos con la intendencia. Espero que esto siga y que tengamos inauguraciones en el menor tiempo posible. Se invirtieron más de dos millones de dólares en viviendas de buena construcción”, apuntó.

El alcalde Walter Marrero y los vecinos relataron que sufrían grandes penurias cuando las casas se inundaban, porque los obligaba a sacar las pertenencias y llevar los niños a refugios, situación que calificaron como muy triste. Destacaron la alegría de la inauguración de estas 32 viviendas de calidad, que, dijeron, se merecen todos los ciudadanos de Uruguay, con la colaboración de los organismos de gobierno, como los municipios, las intendencias y el Gobierno nacional.

También abogaron por que no exista desigualdad entre el centro de las ciudades y los barrios periféricos, que se consoliden barrios con servicios, alumbrado, bitumen, seguridad y calidad de vida y se realice un trabajo sostenido de reparación de las plazas con atención al medio ambiente y contenedores individuales para las familias.

Accesos rápidos