Noticias

INAU otorgó el año pasado 2.500 carnés laborales a mayores de 15 años para realizar trabajos no peligrosos

Publicado: 30.08.2017 16:27h.

A través de sus políticas de trabajo protegido, el Departamento de Erradicación del Trabajo Infantil del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay es responsable de otorgar carnés laborales, instancia que sucede a partir de los 15 años, según lo establecido por la legislación en tareas vinculadas a trabajo no peligroso. El año pasado se otorgaron 2.500 de estos documentos para adolescentes de diversos sectores sociales.
Jóvenes trabajadores
Pie de foto: Jóvenes trabajadores

Actualmente, el Comité de Erradicación del Trabajo Infantil que coordina el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social está trabajando en la redefinición del trabajo peligroso porque las condiciones del mundo laboral son muy cambiantes, según explicó la presidenta de la institución, Marisa Lindner, a la Secretaría de Comunicación Institucional. “Es una situación que está determinada por los acuerdos firmados en el marco de los convenios internacionales”, puntualizó. 

La funcionaria detalló que el trabajo peligroso está definido por una serie de actividades que serían riesgosas para los adolescentes. En tal sentido, hay un listado importante de tareas que refieren a razones de seguridad, otras vinculadas a aspectos sanitarios o tóxicos o riesgos desde el punto de vista del esfuerzo físico. Anunció que el nuevo listado estará pronto en octubre, de acuerdo con las realidades actuales.

Mencionó que el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) cuenta con un Departamento de Trabajo Infantil que tiene como principal cometido inspeccionar a las empresas luego de recibir denuncias a través de la Línea Azul, 0800 5050, o en las direcciones departamentales. “Por parte del cuerpo de inspectores se exige que los adolescentes mayores de 15 años tengan carné laboral, carné de salud y que se evalúen las características y riesgos del trabajo que realizan; además, en el lugar de trabajo debe estar presente un adulto responsable. Asimismo, en el marco de los derechos laborales, el horario no debe exceder las 6 horas diarias y no deben hacerse horas nocturnas”, apuntó.

Primeras experiencias laborales
Lindner también detalló que el INAU lleva adelante un programa de orientación laboral que tiene cada vez más oportunidades. Subrayó que la institución y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social llevan adelante el programa Yo Estudio y Trabajo, para que jóvenes de todo el país de entre 16 y 20 años puedan participar, instancia en la que, junto con el Instituto Nacional de la Juventud, promueven la aplicación de la ley n.º 19133.

Agregó que el INAU también firmó convenios con 11 intendencias del país para que, mediante becas estudiantiles que tienen una duración de 12 meses, los jóvenes que están en la institución puedan acceder a una experiencia laboral digna. “En todos estos planes de inserción, los adolescentes están acompañados por educadores, con el objetivo de fortalecer debilidades y sostener los procesos laborales”, señaló.

Explicó que las becas en las intendencias priorizan a los jóvenes del INAU que viven en el sistema de protección de 24 horas, porque están privados del cuidado familiar, y que es necesario que adquirieran habilidades de autonomía hacia los 18 años, que es cuando deben abandonar el sistema. En cada intendencia están trabajando entre 6 y 12 adolescentes, a los que se suman unas 30 becas para desempeñarse en Antel, UTE y OSE.

 

Accesos rápidos