Noticias

Luis “Perico” Pérez Aguirre

Homenaje a un luchador por los DDHH y la búsqueda del bienestar de los más pobres

Publicado: 25.01.2012

El Ministerio de Educación y Cultura junto a la Red de Amigos de Luis Pérez Aguirre realizó en el Parque Batlle, junto al Obelisco de los Constituyentes, un acto de recordación y homenaje a la figura del sacerdote Luis "Perico" Pérez Aguirre, con motivo de un nuevo aniversario de su fallecimiento, el miércoles 25 de enero.
No olvidarse de completar este campo

En este homenaje se hicieron presentes amigos del sacerdote junto a destacadas figuras del quehacer político y social de nuestro país.


Además de sus amigos, asistieron: el ministro de Educación y CulturaRicardo Ehrlich y la subsecretaria María Simon, también niños del Hogar “La Huella”, fundado por el sacerdote y en cual residió hasta el último día de su vida.


Entre los asistentes, la ex legisladora Matilde Rodríguez de Gutiérrez Ruiz y la ex vicecanciller, Belela Herrera fueron las encargadas de realizar un repaso sobre los momentos mas importantes de su vida.


Belela Herrera describió al homenajeado destacando “su porfiada pasión por lo humano, y una serena ternura, reflejada en su sonrisa y su fuerza inextinguible para seguir luchando por la memoria, la verdad y la justicia”.


Matilde Rodríguez destacó que Pérez Aguirre tenía una polifacética personalidad y aseguró que le provoca una profunda alegría recordar su sonrisa.


Agregó que el sacerdote encaró sin “ingenuidad” el problema de la injusticia en la sociedad con claridad para identificar las causas y que tuvo el valor para denunciarlas y la fuerza para combatirlas. Por otra parte, puntualizó que, como educador, transmitió su particular sensibilidad ante el dolor humano especialmente el de los más pequeños.


Finalmente, expresó que desde la década del 70, trabajó atendiendo la falta de vivienda de las familias más pobres. Desde SERPAJ, enfrentó a la dictadura y luchó por las libertades.



Semblanza

“Perico” Pérez nació el 22 de abril de 1941 en una numerosa familia, cursó su educación primaria en el colegio Richard Anderson y enseñanza secundaria en el colegio  Sagrado Corazón.


Al terminar sus estudios realizó su primer vuelo como piloto civil, tras completar los cursos en Escuela de Aviación Civil, Ángel Adami.  Dos años antes había cruzado la Cordillera de los Andes escalando el macizo del Aconcagua,  hasta su cumbre de 5 mil metros de altura.


Pérez Aguirre canalizó su compromiso social con el prójimo a través del sacerdocio, ingresó a la Compañía de Jesús y completó su formación académica sacerdotal en Argentina y Canadá.


En julio de 1970, se ordenó sacerdote en Montevideo y en 1973 inició una acción pastoral en la zona portuaria, particularmente desarrolló un trabajo de asistencia y solidaridad con las prostitutas en el entonces conocido como "bajo" de Montevideo. En 1988, colaboró activamente con ellas en la creación ese año del sindicato de trabajadoras sexuales (AMEPU).


En 1975 apuntó su acción a los niños abandonados y fue uno de los fundadores de la granja-hogar La Huella,  junto a Mario Costa.  En 1978, pasó a vivir en La Huella y en 1980 participó del proceso fundacional de la revista pedrense La Plaza, dirigida por Felisberto Carámbula, junto a Marcos y Gonzalo Carámbula.


Entre 1976 y 1982 fue detenido y citado en numerosas ocasiones por la Fuerzas Armadas y sometido a torturas en la Jefatura de Policía de Montevideo.


En 1981 fue co-fundador del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) y en su sede en 1983 realizó una huelga de hambre junto al sacerdote Jorge Osorio, con el objetivo de apoyar la reanudación del diálogo entre los militares y los partidos políticos.


En el año 2000 fue convocado por el entonces Presidente Jorge Batlle y aceptó integrar la Comisión para la Paz, para aclarar la situación de los ciudadanos desaparecidos durante la dictadura militar en la década de los 70. Pérez Aguirre, trabajó en las gestiones que terminaron con el reencuentro del poeta  argentino, Juan Gelman con su nieta desaparecida.


Pérez Aguirre fue autor de quince libros editados en numerosas lenguas: ensayos en teología, derechos humanos, pedagogía. Ejerció el periodismo en numerosas revistas y periódicos nacionales e internacionales. Brindó conferencias internacionales en instituciones académicas y privadas de numerosos países.


Por su lucha en la defensa de los derechos humanos recibió numerosos premios internacionales y distinciones: Orden Nacional de la Legión de Honor en grado de Oficial (1985), Francia Premio Libertades y Derechos Humanos (1986) Premio UNESCO de Educación para la Paz.


“Perico” Pérez Aguirre falleció en un trágico accidente de tránsito ocurrido una nochecita del 25 de enero del 2001 en Costa Azul.

 



 

Sin categoría

Accesos rápidos