Noticias

Ingreso a la función pública

Educación, salud y seguridad concentran los nuevos vínculos de funcionarios estatales entre 2005 y 2015, explicó Ferreri

Publicado: 29.01.2018

De los 51.000 ingresos de funcionarios al Estado entre 2005 y 2015, 39.000 son vínculos creados en la educación pública, 8.000 en la salud y 4.000 en seguridad. Prácticamente la totalidad está referida a estos sectores y, además, se cubren dos vacantes de cada tres que se producen, explicó el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri.
Pablo Ferreri y Gabriel Moncecchi en el Parlamento
Pie de foto: Pablo Ferreri y Gabriel Moncecchi en el Parlamento

Ferreri explicó en declaraciones a la prensa que desde el año pasado se cubren dos vacantes de cada tres que se producen en el sector público. En cuanto al aumento de vínculos en el Estado, afirmó que desde 2005 hasta 2015 se incrementaron en 51.000 los permanentes, de los cuales muchos son regularizaciones de trabajadores temporales o precarios.

Del total, unos 33.000 son nuevos cargos creados en la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), 6.000 en la Universidad de la República (Udelar), 8.000 en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y aproximadamente 4.000 en el Ministerio del Interior.

“La competitividad no está solamente a la evolución y al valor del tipo de cambio”, estableció Ferreri

El subsecretario aseveró que la competitividad hay que abordarla desde un enfoque sistémico, que incluya infraestructura de calidad, energía eléctrica segura y políticas macro y microeconómicas para reducir la inflación, como ocurrió el año pasado, lo cual da certeza y previsibilidad a la economía y protege salarios y pasividades. “La competitividad no está solamente a la evolución y al valor del tipo de cambio en un momento dado”, afirmó.

La política macroeconómica permite que Uruguay esté atravesando la fase de crecimiento más importante de su historia contemporánea, por su extensión e intensidad. Como ejemplos de reformas microeconómicas, Ferreri citó la modernización de la Dirección General Impositiva (DGI), el nuevo Código Aduanero, la creación de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, o el primer plan de ciencia o tecnología, aspectos que también promueven la competitividad.

Agregó a estos factores el primer lugar que Uruguay ostenta en todos los listados de países que miden en América Latina la calidad democrática, la libertad de expresión, la baja corrupción, la certeza jurídica, política y social.

Ferreri expresó que Uruguay tiene actualmente un superávit en su cuenta corriente del 2,5 % del Producto Bruto Interno (PBI), lo que es un buen indicador. “El año pasado, las exportaciones medidas en dólares crecieron un 12 %, números que muestran un buen desempeño, lo cual no implica desconocer la realidad de algunos sectores en particular sobre los cuales se está trabajando”, aseguró.

Genérica

Accesos rápidos