Noticias

Grupo Internacional de Contacto

Representante de la Unión Europea: el objetivo no es imponer soluciones a los venezolanos, sino acompañar una salida pacífica

Publicado: 07.02.2019

“El objetivo de este grupo no es imponer procesos o soluciones a los venezolanos. Está claro que la solución a esta crisis debe provenir del pueblo de Venezuela. El objetivo tampoco es establecer una mediación o una negociación directa, pero creemos que una iniciativa internacional es importante para acompañar una salida pacífica y democrática de la actual crisis”, dijo Federica Mogherini, en la primera reunión de contacto.
Federica Mogherini
Pie de foto: Federica Mogherini

La vicepresidenta y alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, subrayó que los integrantes del Grupo Internacional de Contacto (GIC) pueden tener distintas visiones sobre la crisis en Venezuela, “pero compartimos un mismo objetivo: contribuir a una solución política pacífica y democrática”. Una salida democrática y pacífica “no es solo el mejor resultado deseable, también es el único resultado posible si se quiere evitar más sufrimiento y un proceso caótico y peligroso”, estableció.

Las palabras de la diplomática europea fueron parte de la sesión de apertura del GIC, que se reúne este jueves 7 en la Torre Ejecutiva, en Montevideo, sede del Gobierno de Uruguay. Participan representantes de Alemania, Bolivia, Costa Rica, Francia, Ecuador, España, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Mogherini informó sobre los términos de trabajo del GIC al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de ese organismo, al Vaticano y a diversos países de la región y otros actores internacionales.

“El objetivo de este grupo no es imponer procesos o soluciones a los venezolanos. Está claro que la solución a esta crisis debe provenir del pueblo de Venezuela. El objetivo tampoco es establecer una mediación o una negociación directa, pero creemos que una iniciativa internacional es importante para acompañar una salida pacífica y democrática de la actual crisis, a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles”, señaló Mogherini.

También es intención del grupo la promoción de un entendimiento común de la situación en el país y un enfoque concertado de la comunidad internacional. “La tarea que nos ocupa es urgente y esta urgencia proviene del empeoramiento de la situación, que corre riesgo de desestabilizar a toda la región y no solamente la región. Es fundamental evitar la violencia interna y la intervención externa y abrir un camino para un proceso político creíble que conduzca a elecciones anticipadas”, estableció.

“Tenemos que asegurar una comprensión y un enfoque común de la asistencia humanitaria. Sabemos todos que el país precisa de asistencia masiva y sabemos todos que las necesidades seguirán aumentando, pero tenemos que asegurar que esta asistencia está canalizada de una manera efectiva”, dijo en su oratoria.

Mogherini enfatizó que el grupo de trabajo debe intentar en esta jornada un entendimiento común sobre los aspectos de la situación en Venezuela y también sobre las condiciones mínimas necesarias para un proceso de transición política que desemboque en elecciones, así como la mejor manera de utilizar este grupo para promover esas condiciones.

“Es necesario que en los intercambios, en lugar de ahondar en los diferentes puntos de partida que cada uno pueda tener, siempre nos centremos en lo que nos une y en el objetivo final compartido para una Venezuela en paz, en democracia y una región en paz y en democracia”, enfatizó.

Relaciones exteriores

Transmisiones en vivo y accesos contextuales