Noticias

Agenda de Gobierno

En últimos seis años 1.500 hogares del medio rural accedieron a la electricidad

Publicado: 01.06.2018

Desde su creación, en 2012, el Programa de Electrificación Rural incorporó casi 1.500 hogares y 17 escuelas a la red de suministro eléctrico de UTE. Además, otorgó más de 234 millones de pesos en subsidios y desplegó 2.170 kilómetros de tendido eléctrico. De esta manera, se avanza en el compromiso asumido de alcanzar el cien por ciento de la cobertura eléctrica a nivel nacional, destacó el director de OPP, Álvaro García.
Electrificación rural
Pie de foto: Electrificación rural
El Programa de Electrificación Rural surge a partir de un convenio interinstitucional suscrito en 2012, y renovado en 2016, a fin de cubrir la demanda insatisfecha en el interior del país y llegar al cien por ciento de la cobertura de la red eléctrica nacional. A esta iniciativa suscribieron la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca, Desarrollo Social, Industria, Energía y Minería, y Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, la Comisión Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir, el Instituto Nacional de Colonización y las empresas públicas UTE y Antel. Cada organismo dispone de un delegado en la Comisión Interinstitucional de Electrificación Rural (CIER), la cual se reúne de manera mensual para analizar las solicitudes de proyectos de electrificación presentadas.
 
La OPP brinda un subsidio equivalente al 40 % de los costos de las obras, a la vez que UTE aporta los recursos materiales necesarios para la concreción del proyecto, tales como cables, postes, columnas y transformadores. Los vecinos presentan sus solicitudes a través de proyectos comunitarios y tienen la posibilidad de abonar el importe restante de la conexión hasta en 60 cuotas con el recibo de la tarifa eléctrica, una vez finalizada la obra.
 
En su rol de ente rector de la distribución de energía eléctrica, UTE realiza el control de calidad de la obra y concreta el pago a las empresas por avances efectivos, lo que garantiza su finalización. Por su parte, instituciones como el Ministerio de Ganadería, Mevir y Colonización articulan el trabajo a nivel territorial para facilitar la labor conjunta entre el Estado y los vecinos beneficiarios.
 
El primer convenio se firmó en 2012 y finalizó en 2015, período en el que accedieron a la electrificación 760 familias y 12 escuelas, con 1.245 kilómetros de tendido eléctrico y un presupuesto de 107 millones de pesos. Como parte del  segundo acuerdo interinstitucional firmado en 2016, un relevamiento realizado por la CIER en 2017 precisó que hasta ese año unas 2.710 familias del ámbito rural aún no disponían de electricidad. Con esta base, fueron aprobados proyectos de 69 grupos de vecinos integrados por 631 familias, 1.651 beneficiarios y 5 escuelas, con 924 kilómetros de tendido eléctrico y aportes de OPP por más de 127,4 millones de pesos.
 
En suma, desde 2012 a la fecha, fueron beneficiadas 1.391 familias y se destinaron aportes económicos por más de 234 millones de pesos. En la actualidad, la cobertura alcanza el 99,7 % del territorio nacional, de acuerdo con datos de UTE. El 0,3 % restante corresponde a unos 1.500 hogares del ámbito rural que no fueron electrificados, 600 de los cuales ya fueron contactados a través del programa Todos con Luz, de OPP, como forma de avanzar en el cumplimiento de la meta, informó el director de OPP, Álvaro García.
 
“Vamos acercándonos rápidamente al objetivo de tener todo el Uruguay electrificado o, por lo menos, disponible para que la gente se conecte, porque, en muchos casos, por decisión propia se decide mantener la situación anterior”, destacó.


García evaluó de manera muy positiva el avance del programa, por entender que, además de conformar uno de los pilares de la política de descentralización impulsada por el gobierno nacional, implica un cambio radical en la vida de las familias, tanto en su ámbito cotidiano como en la producción. En este sentido, dio como ejemplo la diferencia que supone utilizar un taladro eléctrico para hacer los agujeros de los piques en el campo o el confort de disponer de luz eléctrica en la vivienda.

El jerarca consideró muy importante la organización de las comunidades de vecinos en las zonas rurales a favor de la concreción de proyectos de electrificación rural, algo que calificó como un insumo de primera necesidad. Además, Uruguay es el único país de la región en contar con casi el cien por ciento de su territorio electrificado, destacó.

Sin categoría

Accesos rápidos