Noticias

Discapacidad y dificultad de aprendizaje

Vázquez participó de lanzamiento de curso que promueve educación inclusiva de escolares

Publicado: 24.08.2016

Con la participación del Presidente Tabaré Vázquez, se inauguró este miércoles 24 el curso de formación en educación inclusiva para 250 maestros, destinados a fortalecer el acompañamiento de niños con discapacidad en escuelas comunes y al apoyo de alumnos con dificultades de aprendizaje que derivan en rezago. Esta actividad es parte de la que realiza el Consejo de Educación Inicial y Primaria a través de la Red Mandela.
Presidente Vázquez lideró apertura del “Curso de Formación en Educación Inclusiva para Maestras/os de Apoyo e itinerantes” del Consejo de Educación"
Pie de foto: Presidente Vázquez lideró apertura del “Curso de Formación en Educación Inclusiva para Maestras/os de Apoyo e itinerantes” del Consejo de Educación"

Vázquez presidió el acto de apertura del “Curso de Formación en Educación Inclusiva para Maestras/os de Apoyo e itinerantes” del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), realizado en las instalaciones de la Colonia Escolar Nº 261 del barrio montevideano de Malvín.

Esta capacitación es parte de la pedagogía de inclusión e involucra a 250 maestros que trabajan en centros comunes de Primaria y que tienen un lugar de referencia en la escuela especial.

Esos maestros trabajan en lo que es Red Mandela, mediante la cual se integra a niños y niñas con distintas discapacidades en escuelas comunes.

“Hay alumnos que concurren a escuelas de educación especial según sus especificidades, con trastornos motrices, auditivos, visuales, pero a veces la Inspección Nacional de Especial determina que hay casos que pueden estar en centros comunes, dos días, tres o todas las jornadas, con un apoyo de otro maestro”, explicó la directora general del CEIP, Irupé Buzzetti.

“No hay exclusión, por el contrario, se procura que todos estén juntos”, enfatizó en la ceremonia de la que también participaron la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, y el titular de la Administración Nacional de Educación Pública, Wilson Netto.

“Cuando se incorpora a un niño con discapacidad, se trabaja con el grupo al que se incluye para que aprendan a respetar y a respetarse, en segundo lugar con la familia del grupo y luego los maestros trabajan con el propio niño para que la inclusión sea real”, dijo Buzzetti, quien hizo énfasis en lo socio-emocional.

También se incluyen en esta modalidad de apoyo docente a aquellos alumnos en los cuales se detectó algún rezago como puede ser dificultades de aprendizaje que requieran de una intervención, de un apoyo en el proceso pedagógico para acelerar los aprendizajes.

Actualmente se comprobó esta situación en unos 4.500 niñas y niños, a quienes se acompañan. En setiembre y noviembre se los irá valorando a través de los resultados que se plasman en la plataforma Gurí, del Plan Ceibal, para verificar si adquirieron un “piso de aprendizaje” en lectura, escritura y apropiación de números.

Todas estas tareas las desarrollan los maestros de aula, los maestros comunitarios cuya implementación cumple 10 años, y los maestros de apoyo de educación especial.

Buzzetti explicó, además, que este es un proceso que con niños con discapacidad llevará su tiempo, pero que en el caso de los alumnos que solo tienen dificultades de aprendizaje se resolvería en un año. Para ayudarlos y que puedan “dar el salto y no quedar rezagados” es que se está preparando a estos maestros, capacitándolos en la tarea, apuntó.  

En cuanto a la discriminación, Buzzetti dijo que, conociendo la experiencia inclusiva que se desarrolla en Rio Branco, en Cerro Largo, en Tranqueras, en Rivera, y en el barrio montevideano de Colón donde funcionan centros comunes y especiales en el mismo predio, se puede afirmar que los niños pequeños de tres y cuatro años no discriminan, sino que esa actitud se la va enseñando la sociedad.

“Tienen que aprender a estar juntos y reconocer al otro”, dijo.

“La inclusión es un deber de todos”
Este curso se concreta tras un acuerdo entre el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Instituto de Formación en Servicio del CEIP, junto a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) que acreditará los saberes.

La ministra Muñoz precisó que hace 10 años el propio Presidente Vázquez lanzaba el programa Maestros Comunitarios, lo cual considera un hito que cambió la educación uruguaya.

“Con esos apoyos, estamos formando mejores ciudadanos para nuestro país. Esta también es una jornada histórica porque la inclusión es un deber que tenemos como ciudadanos”, agregó.

Por su parte, Netto aseguró que “la educación uruguaya, desde sus bases, siempre aspiró a la universalidad y en ese camino sufrió una pequeña distracción y la confundió con la uniformidad”. “Tal vez muchos de los resultados que hoy tenemos que trabajar fuertemente para revertir están enmarcados en ese lugar”, abundó.

Añadió que lo que se está dando ahora es un gran cambio conceptual, basado en el compromiso y el profesionalismo, llegando a una educación de carácter personalizado, donde la singularidad pasa a ser el eje del trabajo, dejando de lado el espacio de uniformidad que durante muchas décadas impidió que se atienda a los niños y jóvenes con respeto, profesionalismo y dedicación.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos