Noticias

Universidad Tecnológica construye amplia sede en el predio de la antigua cárcel departamental de San José

Publicado: 30.09.2019 19:52h.

Con la construcción de un local en el lugar donde funcionó la cárcel departamental de San José, la Universidad Tecnológica (UTEC) ampliará los cupos de la carrera de Tecnólogo Informático, de 70 a 250 por turno. El edificio, de más de 1.100 metros cuadrados y con una inversión superior a los 1,5 millones de dólares, estará terminado en marzo, para cuando comience el año lectivo.
UTEC en construcción en San José
Pie de foto: UTEC en construcción en San José

Autoridades nacionales recorrieron este lunes 30 la obra en construcción de una nueva sede de la UTEC en el interior del país, esta vez en el departamento de San José. Si bien no se trata de un instituto tecnológico en cuanto a sus dimensiones y la cantidad de carreras, el local, de más de 1.100 metros cuadrados, brindará oferta educativa de calidad a estudiantes de la zona a partir de marzo próximo.

La actividad fue encabezada por la vicepresidenta de la república, Lucía Topolansky, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, su par del Interior, Eduardo Bonomi, y los consejeros de UTEC Graciela Do Mato y Rodolfo Silveira, además del expresidente José Mujica, impulsor de ese proyecto educativo de tercer nivel en el interior del país.

El local, que implica una inversión de 1,5 millones de dólares, permitirá que la carrera de Tecnólogo Informático, oferta que comparten la UTEC, el Consejo de Educación Técnico Profesional y la Universidad de la República, amplíe sus cupos, para pasar de los actuales 70 a 250 por turno. Se instalará un espacio compartido de trabajo para acercar a personas de distintas edades, profesiones y habilidades y fomentar la innovación tecnológica y los emprendimientos.

La ministra Muñoz aseguró que esos proyectos desmienten los dichos de que la educación en Uruguay es un desastre. Destacó la proximidad de esta universidad con el pueblo, “acercándoles el mundo del conocimiento”.

Añadió que, por el contrario de lo que piensan “quienes quieren construir un país chiquito”, se precisan muchos más universitarios en Uruguay y destacó a la UTEC como una institución modelo y descentralizada. Entiende que salir de Montevideo mejora el producto bruto de los departamentos del interior con sedes. “Eso es distribuir la torta con justicia social”, sostuvo.  

En esa misma línea, Silveira hizo referencia a la presencia de esa universidad en el interior del país, en una apuesta a la “gente que está ahí y quiere educarse como la mayoría de los uruguayos”. Anunció que a mediados de 2020 se concretará un proyecto de recapacitación en los trabajos del futuro, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo. “Es un proyecto nuevo en el país y en América Latina; se desarrolla en Israel, por ejemplo”, agregó.

Por su parte, Topolansky dijo que “este es mucho mejor destino del que tuvo una cárcel montevideana que se volvió un shopping”, en referencia a la antigua penitenciaría de Punta Carretas. Agregó que, con la UTEC, “se terminó el síndrome uruguayo de ‘mi hijo el doctor’”, lo cual celebró, porque estamos en otro siglo.

La vicepresidenta aseguró que la educación es una de las herramientas inclusivas más importantes que tiene el país, ya que un centro educativo siempre derrama a la sociedad y aspira a que capitales inversores se animen a instalarse cerca de las sedes educativas de la UTEC.

En el predio donde se levanta la nueva sede funcionó hasta hace 10 años la cárcel departamental de San José. Fue cedido por el Ministerio del Interior en 2017 mediante un comodato.

Al respecto, Bonomi entiende que este es el camino que hay que seguir, que es convertir ese tipo de espacios en propuestas educativas, como sucederá también con la actual sede de la Jefatura de Policía de Montevideo, que dentro de un mes y medio se trasladará a un predio próximo al nuevo hospital del Banco de Seguros del Estado, ubicado en la calle José Pedro Varela. Aún se estudia qué se instalará en el local que quedará libre.

Accesos rápidos