Noticias

Inflación dentro del rango meta

Factores de riesgo domésticos de la economía han disminuido su intensidad

Publicado: 05.05.2017

En su última reunión, el Comité de Estabilidad Financiera (CEF) concluyó que el sistema financiero local permanece estable y opera con normalidad, pese a potenciales factores de riesgo. Destaca el crecimiento de la economía uruguaya por encima del promedio regional y asegura que eventuales variables de deterioro, como las expectativas de actividad y la inflación, continúan reduciendo su intensidad.
Ministerio de Economía y Finanzas
Pie de foto: Ministerio de Economía y Finanzas

El sistema “luce apto para facilitar el desempeño presente y futuro de la economía, al tiempo que cuenta con capacidades para gestionar los riesgos que podrían afectarle”, sostiene el comunicado del CEF. Subraya que la economía uruguaya “ha continuado creciendo y los indicadores del sector real se mantienen desacoplados de los de la región”. 

Añade que “en este contexto, los factores de riesgo que podrían derivar en un deterioro de la situación macroeconómica doméstica han continuado reduciendo su intensidad: han mejorado las expectativas de actividad y de inflación”. También señala que “no obstante lo anterior, las autoridades económicas continúan trabajando para asegurar una senda de sostenibilidad de los indicadores financieros”. 

“Estas medidas complementarán otras capacidades de la economía uruguaya para la gestión de riesgos tales como la flexibilidad cambiaria, el nivel de reservas internacionales, la estructura de endeudamiento del sector público y la gestión de la deuda pública”, continúa el comunicado.

De acuerdo al análisis, los indicadores de los usuarios de crédito y del sector bancario son los adecuados. Los niveles de morosidad son razonables, “aunque han desmejorado levemente como corolario de la desaceleración de la actividad”. En caso de concretarse alguno de los factores de riesgo, “no tendría impactos significativos sobre la estabilidad del sistema financiero doméstico”, debido a la solidez del sector, su baja exposición a los riesgos y las capacidades de la economía uruguaya para su gestión.

A modo de síntesis, el Comité señala que “el mapa de riesgos para la estabilidad financiera en Uruguay no muestra señales de alerta”, ya que “los riesgos relevantes podrían ser procesados por el propio sistema financiero sin ocasionar perturbaciones de carácter sistémico”.

El CEF anunció que continuará monitoreando la situación del sector doméstico y los riesgos para su estabilidad, hasta su siguiente reunión, prevista para el próximo mes de octubre.

Factores de riesgo
El análisis del CEF detalla una serie de potenciales factores de riesgo para la economía, entre los que menciona “la alta incertidumbre en materia política” internacional y su incidencia en una mayor volatilidad de los mercados financieros, superior a la proyectada. “En este marco, la ocurrencia de eventos puntuales podría determinar una reversión repentina del período de baja volatilidad que se viene dando en los mercados financieros”, expresa. 

En la lista se incluye “la incertidumbre sobre la implementación del recientemente anunciado plan de estímulos fiscales en Estados Unidos, un movimiento más fuerte hacia políticas comerciales proteccionistas y antimigratorias a nivel global, un aumento de la polarización y la incertidumbre política en varios países europeos y una escalada de tensiones geopolíticas y militares”. 

A estos detonantes se podrían sumar otros tales como “problemas en la reorganización de los sistemas bancarios europeos en un marco de alta morosidad, baja rentabilidad y de salida del Reino Unido de la Unión Europea, así como la materialización de riesgos en el sector financiero chino”. Esta situación “podría también ser determinante de un menor dinamismo económico en las principales economías emergentes”. 

En tanto, la situación regional “advierte perspectivas de recuperación”, pero no está exenta de riesgos “en una coyuntura política compleja”.

 

Economía, producción y energía

Accesos rápidos