Noticias

Dólar, economía e inflación

“El mensaje del BCU es que priorizará el combate a la inflación y el crecimiento económico", aseveró el presidente del Banco Central

Publicado: 16.05.2019 17:04h.

La moneda uruguaya se ubica segunda entre las divisas que más devaluaron en América, superada solamente por Argentina, indicó el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Alberto Graña. “Nos parece que la evolución del tipo de cambio está en valores aceptables y razonables”, subrayó. Recordó que el rol de la institución es el combate a la inflación y la promoción del crecimiento económico.
Banco Central del Uruguay
Pie de foto: Banco Central del Uruguay

Consultado por la prensa, el presidente del BCU indicó que en los últimos meses un inversor institucional vinculado a los fondos previsionales decidió una compra importante de dólares, lo cual provocó notorias variaciones del tipo de cambio en el mercado local. La autoridad recordó que en el mundo es habitual que este tipo de instituciones sean factores relevantes para definir el tipo de cambio y que Uruguay no es la excepción.

También destacó el motivo por el cual se decidió la compra de dólares por parte de este inversor: “Compraron dólares en el mercado doméstico para adquirir bonos globales uruguayos en pesos en mercados del exterior que, por ser fuera del país, se compran en dólares”.

Sobre el precio del dólar, el jerarca subrayó que la volatilidad “nunca es buena” en una economía como la uruguaya. Reiteró que el peso uruguayo es la moneda que más devaluó en América después del peso argentino, tanto en 2018 como este año. Graña recordó que en el primer trimestre fueron comprados unos 500 millones de dólares.

“Nos parece que la evolución del tipo de cambio, en lo que respecta al sector de la economía real, está en valores aceptables y razonables; permitir saltos bruscos en una economía como la nuestra nunca es bueno”, sentenció.

Adelantó que el precio del dólar dependerá de la tasa de interés que defina la Reserva Federal de Estados Unidos y del desarrollo de la guerra comercial entre ese país y China. También incorporó a la reflexión el crecimiento económico global y la volatilidad de los países limítrofes.

“El mensaje del BCU es que priorizará el combate a la inflación y el crecimiento económico. Vamos a combinar la aproximación a la evolución del tipo de cambio con una política moderadamente contractiva, por el ciclo económico actual, pero sin perder de vista la estabilidad de precios y la perspectiva macro prudencial”, finalizó.

Economía, producción y energía

Accesos rápidos