Noticias

Uruguay y EE.UU. trabajarán conjuntamente en adaptación climática y seguridad alimentaria

Publicado: 14.08.2014 16:29h.

Para dotar a un conjunto de programas de investigación, con capacidad científico-técnica, a la variabilidad climática para un manejo responsable de recursos naturales y producción agropecuaria, el Ministerio de Ganadería y el INIA firmaron un convenio con la Universidad de Columbia de Estados Unidos. “La seguridad alimentaria debe construir sustentabilidad y sostenibilidad ambiental”, dijo el ministro Tabaré Aguerre.
INIA Las Brujas, Canelones
Pie de foto: INIA Las Brujas, Canelones

El titular de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, participó este jueves del acto de firma del convenio entre el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el International Research Institute for Climate and Society (Earth Institute – Columbia University – EE.UU.).


A través de este convenio se promoverá el intercambio de estudiantes de maestría, doctorado y especialmente de postdoctorados de Columbia y del INIA en las áreas priorizadas. También se creará un marco propicio para la coparticipación en desarrollos tecnológicos y llamados conjuntos a grandes proyectos en los campos de acción del convenio.


El convenio también generará ámbitos de formación académica e interacciones científicas presenciales y virtuales a través del uso de las TIC, con la finalidad de generar capacidades a nivel nacional.


En su extensa exposición, Tabaré Aguerre, reseñó la historia y los antecedentes de diversos programas implementados entre su cartera y la Universidad de Columbia. En tal sentido, recordó que desde el comienzo de su gestión la adaptación al cambio climático fue uno de los temas prioritarios.


En ese marco, el ministro enfatizó que se debe visualizar a la intensificación sustentable —más productividad por área, con un manejo responsable de los recursos naturales—, como una clave para el futuro agropecuario y económico. Dijo que las  prioridades apuntan a consolidar el enfoque integrado sostenible —producir mejorando y sin degradar los recursos naturales— e impulsar las ventajas comparativas del sector agropecuario y alimentario.


A modo de ejemplo, Aguerre precisó que Uruguay aumentó las exportaciones en el sector de 1.400 millones de dólares en el año 2000 a 6.200 millones de dólares en el año 2013; también pasó a alimentar a más de 60 millones de personas.


“La capacidad para transformarnos en un país proveedor de alimentos confiables e inocuos al mundo y la contribución que podemos hacer a la seguridad alimentaria debe ir de la mano de construir una sustentabilidad ambiental. Además de transformar a la producción de alimentos en una oportunidad de desarrollo nacional, para el 75 % de los agricultores familiares, en nuestro país”, subrayó el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre.


El presidente del INIA, Álvaro Roel, manifestó que el acuerdo es estratégico para la instalación en el organismo de una representación permanente del Instituto Internacional de Investigación en Clima y Sociedad (IRI).


Indicó que se debe conceptualizar a la investigación local como una oportunidad de participación en la construcción del futuro “porque en la región está gran parte de la solución alimentaria que demandará el mundo en un período de años”. 


En tanto, la embajadora de Estados Unidos en Uruguay, Julissa Reynoso, recordó que es interés de su gobierno afianzar la agenda bilateral en temas que darán resultados a mediano y largo plazo, porque la capacidad de los científicos uruguayos es de alta calidad. 


“Este convenio no es para cooperar sino que es trabajar en conjunto intercambiando experiencias y conocimientos”, aseveró.

Compartir

Accesos rápidos