Noticias

Deporte y construcción de comunidad

Más de 50.000 personas se ejercitan en plazas de deportes de todo el país

Publicado: 23.10.2017

Los centros deportivos recreativos existen en Uruguay desde hace más de 100 años y constituyen una de las principales opciones para que niños, jóvenes y adultos practiquen actividades físicas y deportes en entornos seguros. Más de 15.000 estudiantes de enseñanza secundaria y UTU utilizan estas instalaciones y más de 29.000 niños y adolescentes participan del programa Tirate al Agua.
Plaza de Deportes
Pie de foto: Plaza de Deportes

“La expresión más contundente de la educación física comunitaria se dio con la instalación de las plazas de deportes, que surgieron como consecuencia de una política pública impulsada por el estado batllista, asociada al liderazgo de la sociedad civil local mediante la conformación de comisiones departamentales”, explicó el coordinador del Área Deporte Comunitario, Miguel Blasco.

Con la creación, en 1911, de la Comisión Nacional de Educación Física (CNEF), estas plazas se constituyeron en centros cívicos donde niños y jóvenes aprendieron a jugar y competir, pero, por encima de todo, a asumir responsabilidades, convivir y compartir, valoró.

Según consideró, desde la década de 1960 hasta finales de la de 1990, las plazas de deportes experimentaron un largo período de deterioro debido a la crisis y la problemática social de aquellos años. Al respecto agregó que, con el primer gobierno frenteamplista, comenzó un proceso de adecuación de las plazas, que incluyó cerramiento y climatización de piscinas, construcción de gimnasios cerrados y mejoras en vestuarios, modernización de la gestión y asociaciones público-privadas, con importantes inversiones en infraestructura y recursos humanos.

El gerente general de la Secretaría Nacional del Deporte, Daniel Daners, expresó al respecto: “Hubo un incremento significativo de la inversión, que multiplicó por nueve la ejecución presupuestal de la secretaría, que alcanzó los 12,5 millones de dólares al año”. A su vez, la inversión en docentes, personal médico, técnicos y profesionales, además de funcionarios administrativos y de servicio, es cercana a los 12,5 millones de dólares anuales.

Adelantó que en 2018 esa repartición abrirá un llamado a empresas para la adjudicación de tres nuevas pistas de atletismo, en los departamentos de Paysandú, Durazno y Montevideo, así como una nueva licitación de estaciones saludables —acondicionamiento de espacios públicos con aparatos para que la población se ejercite—, que serán distribuidas en diferentes departamentos.

Para concluir, aseguró que el principal desafío de esta administración es la descentralización de la gestión de las 97 plazas de deportes, en acuerdo con los gobiernos departamentales y locales, desarrollar la capacidad de rectoría deportiva y fortalecer la participación ciudadana.

Actividades gratuitas de Tirate al Agua democratizan la enseñanza de la natación
De diciembre a marzo se desarrolla el programa Tirate al Agua en 22 piscinas gestionadas por la Secretaría Nacional del Deporte, otras cuatro son gestionadas por intendencias, y un sector de playas inclusivas en Malvín, Montevideo, y en Maldonado.

“Es un programa de  alto impacto calificó Blasco ya que democratiza el acceso a la enseñanza de la natación y otras actividades acuáticas con un sentido amplio e inclusivo”. De esta manera, consideró, la población puede acceder de forma gratuita a esta enseñanza y hacer un uso seguro y placentero del agua, prevenir ahogamientos y descubrir el gusto por deportes acuáticos.

Para asegurar el carácter educativo de este programa, la Secretaría Nacional del Deporte contrata durante los meses de verano a 250 funcionarios, que se suman a los 500 que prestan funciones todo el año en las plazas.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos