Noticias

Benjamín Liberoff

Atlántida tiene la oportunidad de convertirse en lugar distintivo en accesibilidad para captar turismo

Publicado: 27.06.2018

En el marco de la jornada “Uruguay 2030: No es solo cuestión de fútbol”, que organizaron la Fundación Astur y el Banco Mundial, el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, se refirió al trabajo desplegado por esa cartera en materia de accesibilidad en las ciudades de Atlántida y Colonia. El jerarca llamó a los uruguayos a plantearse qué país queremos para 2030 y a partir de allí posicionarnos para coorganizar el Mundial.
Subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff
Pie de foto: Subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff

La Copa Mundial de FIFA 2030 “debe ser para Uruguay la gran oportunidad de develar qué país queremos para entonces. En ese país con accesibilidad, con el respeto a este derecho humano que es el acceso a la cultura, al deporte, al trabajo y a una vida digna, y desde ese lugar tenemos que discutirlo”, sostuvo Liberoff, en la jornada “Uruguay 2030: No es solo cuestión de fútbol”, que se desarrolló este lunes 25 en la sala Hugo Balzo del Sodre.

“He escuchado discusiones de cuánto costaría la remodelación de los estadios y me parece una forma errada de abordar la posibilidad de coorganizar  el campeonato mundial del 2030”, expresó. “Lo primero es ver qué calidad de vida vamos a tener los uruguayos ese año y desde ese lugar ojalá tengamos la posibilidad de posicionarnos para ser sede de la Copa del Mundo. Eso también hay que pensarlo desde el punto de vista de la inclusión y de la construcción de infraestructura que permita la accesibilidad y eso va a ser un gran negocio”, analizó.

“Tener ciudades accesibles es un diferencial de competitividad permanente. A la hora de hablar de accesibilidad no tengo miedo de utilizar la palabra negocio. Hay que construir esos negocios y propiciar el emprendedurismo. En eso, el sector privado tiene un rol fundamental y es necesario que participe del proceso”, sostuvo.

En el encuentro, organizado por la Fundación Astur y el Banco Mundial, el jerarca recordó que desde 2008 el Ministerio de Turismo advirtió que la ciudad de Atlántida, en Canelones, tiene una oportunidad de convertirse en un lugar distintivo por su accesibilidad para captar turismo. En ese sentido, se implementaron algunas acciones, como la construcción de una bajada a la playa acorde a las exigencias y una base náutica en la que se capacitó a los funcionarios en la atención a las personas con discapacidad.

“Generar propuestas turísticas acordes no se hace de la noche a la mañana, porque los empresarios turísticos no se han preparado para generar opciones con esas características”, observó.

Liberoff mencionó que también se trabajó en Colonia del Sacramento junto con la Fundación Once, de España, debido a que “la intervención en las ciudades patrimoniales es más compleja que en las que no lo son”, apuntó.

El área protegida de Quebrada de los Cuervos, en Treinta y Tres, es otro lugar que el Ministerio de Turismo procura convertir en un punto accesible para personas con discapacidad.

Antel Arena, accesible

En otro pasaje, el expositor aseguró que el Antel Arena, en proceso de construcción, “va a ser una maravilla desde el punto de vista de la accesibilidad, porque así se previó”. Añadió que “cada uno de los proyectos que realiza el Ministerio de Turismo con el Banco Interamericano de Desarrollo tiene previsto incluir soluciones en accesibilidad”

“Más allá de partidos políticos y de si es público o privado, es imprescindible colocar la accesibilidad en el ADN de los uruguayos. Este tema tiene que integrar la agenda  y no se resuelve simplemente por un decreto, que sería la parte más simple en un problema de estas características”, aseveró Liberoff

 

Industria y Turismo

Accesos rápidos