Noticias

ASSE inauguró Centro Quirúrgico Pediátrico Pereira Rossell que incluye seis salas de cirugía altamente especializada

Publicado: 18.11.2020 13:31h.

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) inauguró, por una inversión de 25 millones de pesos, el Centro Quirúrgico Pediátrico del hospital Pereira Rossell, que dispone de seis salas equipadas con tecnología para cirugías altamente especializadas. La obra, además, se enfoca en disminuir el estrés de los niños por el momento que atraviesan, con juegos, pinturas y textos que estimulen su imaginación.
Block quirúrgico del Pereira Rossell
Pie de foto: Block quirúrgico del Pereira Rossell

“Es el único, a nivel nacional, exclusivamente pediátrico y que aborda los procesos asistenciales desde la perspectiva de los niños y su forma de ver las cosas”, enfatizó el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, en la inauguración del Centro Quirúrgico Pediátrico del hospital Pereira Rossell, este miércoles 18.

Estuvieron presentes, junto a Cipriani, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado; la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón; el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian; la directora general del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Verónica Lafluf, Lorena Ponce de León y otras autoridades del hospital.

Cipriani precisó que las políticas sobre la niñez son políticas de Estado y valoró que la obra se realice en el ámbito público, lo que consideró otra demostración de que ASSE dejó de ser la asistencia médica para los pobres. “No se concibe una medicina de primera y de segunda, es la misma para todos, más allá de si la persona pueda pagar o no”, expresó.

Detalló que el centro es referente para toda la red asistencial del organismo, en lo que respecta a la atención quirúrgica de menores de 15 años, y que, además, ahora dispone de seis salas equipadas con la última tecnología para cirugías altamente especializadas.

El jerarca puntualizó que la obra edilicia insumió una inversión que supera los 25 millones de pesos e implicó remodelar la totalidad de la planta física de esas seis salas, el área de recepción, la de recuperación posquirúrgica, los vestuarios, el locutorio, el economato, los cuartos médicos y las áreas de circulación. Asimismo, se incorporó equipamiento para cirugía y anestesia.

“Si queremos un Uruguay que dentro de 15 años sea productivo y salga adelante, tenemos que invertir en los niños. Por eso, tenemos pensado potenciar mucho la atención a la niñez en el país, mejorar policlínicas, el sistema de imagenología, y atender las alteraciones de desarrollo de los niños”, expresó Cipriani.

En tanto, Argimón expresó que este centro es referencia en el país, porque siempre está un paso adelante desde el punto de vista sanitario y tecnológico, y destacó que es muy valorado por la sociedad uruguaya. Subrayó el hecho de que la inauguración se realice en la semana de la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, que Uruguay fue de los primeros países en ratificar y que establece que los niños son sujetos de derecho.

Satdjian recordó que el Gobierno se comprometió a dejar un sistema de salud mejor que el que recibió en marzo de 2020. “Esta obra, que expande la capacidad del sistema de salud pública, muestra que vamos camino a dejar un sistema mejor”, aseguró.

Este centro asiste a entre 250.000 y 300.000 usuarios y, en promedio, se realizan allí 3.500 cirugías anuales, entre pediátricas, de neurocirugía, urología, vasculares, de la unidad de quemados y cirugía plástica, ortopedia y traumatología, otorrinolaringología, oftalmología, endoscopía digestiva, odontología y cirugía bucomáxilofacial, así como procedimientos de radiología intervencionista, a través de técnicas mínimamente invasivas.

La obra permite descubrir, en cada una de las paredes, techos y rincones del cuarto piso del hospital, un lugar lleno de detalles, textos, secretos y sorpresas, que buscan estimular la imaginación de los niños, el juego para intentar transformar la internación y la vivencia de la cirugía en una experiencia alegre, cálida, divertida, y minimizar el estrés. A la sala de cirugía los niños arriban conduciendo autos eléctricos, que fueron diseñados para este centro.

Accesos rápidos