Noticias

Transformación de la enseñanza uruguaya

Propuestas flexibles, boleto gratuito y traslados para reducir desvinculación estudiantil

Publicado: 09.10.2015

El Gobierno se propone minimizar causales de desvinculación de jóvenes de la enseñanza. En ese marco, Secundaria ofrecerá en 2016 dos iniciativas para un tramo educativo en un mismo turno, una tradicional y otra más amigable y modular, en base a la realidad e intereses del alumno. La estrategia implica que las instituciones se hagan cargo, cada vez más, de logística y costos de traslados, dijo el titular de ANEP, Wilson Netto.
Presidente de ANEP, Wilson Netto
Pie de foto: Presidente de ANEP, Wilson Netto

Junto a las metas previstas para la Educación Inicial y Primaria, el Gobierno de Tabaré Vázquez definió otros objetivos como la universalización de la titulación en la enseñanza media básica y la duplicación de los egresos de la media superior. Se pretende así que para 2019 todo adolescente de hasta 17 años esté vinculado a una propuesta educativa, formal o no formal.

“El niño es uno solo, no es su responsabilidad pasar de la niñez a la adolescencia y luego a la juventud, y tampoco lo es que a la educación la hayan armado con dos esquemas de administración distintos y con poca comunicación”, sostuvo Netto.

“Hoy lo que hacemos es trabajar juntos: Primaria respecto a sus competencias, Educación Media respecto a las suyas, pero ambas trabajando juntas”, añadió, en alusión a la recuperación de ese “puente roto”, como llama a la desvinculación estudiantil.

Este año hay salas para maestros de 6° año de 500 centros de Primaria, la mitad de los urbanos del país entre escuelas Aprender —Atención Prioritaria en Entornos con Dificultades Estructurales Relativas— y de tiempo completo, lo cual redunda en beneficio de la mitad de los niños que transitan 6° año.

“La idea es poder trabajar maestros y profesores de la enseñanza media en distintas estrategias que permitan un egreso de calidad de 6° año”, dijo el presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP (Administración Nacional de la Enseñanza Pública).

A esto se suma una actividad en febrero en el marco de la reanudación del contacto de los educadores, que desde el 15 de ese mismo mes realizan actividades administrativas, pedagógicas y de planificación. Con toda la información que resulte disponible será posible tener una idea de cómo están conformados los grupos y qué estrategias pueden desarrollar.

“Se prevé un nuevo inicio para los primeros años, con visitas e intercambios concretados antes de culminar 6° año, lo cual implica conocimiento de maestros, directores y actores territoriales que comparten la actividad cotidiana del sistema educativo”, indicó Netto.

De este modo, agregó, “se conocen unos y otros, dejan de ser extraños y permite que los alumnos y profesores en los 255 centros de Educación Media Básica que tiene el país y en los 90 centros de UTU tengan la posibilidad de comenzar 1° año de otra manera”.

A estas acciones se añade la existencia e implementación del sistema de información GURÍ de Primaria, con una base de datos amplia que puede cruzar información con UTU, organismo que tiene un software diseñado para los datos, y con Secundaria, que tiene prontos varios módulos que impactarán el año próximo.

Para que, además del diagnóstico de realidad, estos sistemas sean útiles, se pueda operar en ella, se dispondrá de una serie de propuestas para observar trayectorias continuas, completas y protegidas, en base a una acción en el territorio que invite a participar de distintas opciones educativas a quienes se alejan o no están en el sistema. (Ver nota puntual)

En línea con esto, Netto criticó las “históricas gestiones pseudo-individualistas” de selección de determinados alumnos, de falta de generación de espacios reales de integración, entre otros factores. “Con esas acciones se rompe con aquello de ‘solo me preocupo por el joven de mi centro’”, aclaró.

Como en 3° y 6° grado de Primaria, en 3° de Educación Media Básica también se trabaja con especificaciones de logros, lo cual debe saber alguien al egresar de ese nivel), con base en tres puntos: conocimientos, habilidades socioemocionales y ciudadanía.

Los datos indican que entre los 14 y 15 años se registra una caída de la asistencia a los centros educativos: 92 % asiste con 14 años (un 7 % aún está saliendo de la escuela), 89 % lo hace con 15 años, y así va disminuyendo la asistencia de jóvenes hasta los 17 años.

Una de las metas en el período es que se universalice el acceso a la educación en todas estas edades hasta los 17 años. Existen muchos instrumentos, como se vienen explicando, pero no había hasta ahora una política conceptual clara y una base acumulada de trabajo y de disponibilidad material para poder ponerla de manifiesto.

En cuanto al avance en Educación Media Superior y la meta de duplicar los egresos, Netto recordó que actualmente egresan 18.000 alumnos por año (Secundaria y UTU, público y privado), y que se pretende duplicar los esfuerzos para alcanzar los 30.000 titulados en 2019.

Para concretarlo se debe trabajar en la forma de mejorar el flujo de los estudiantes que están cursando y, por otro lado, ha que recuperar a aquellos que están fuera del sistema, tanto de la educación como del mercado laboral formal, como fuera de la educación pero con un empleo formal.

Un estudio realizado de los últimos tres años indicó que 10.000 alumnos por año dejan la Educación Secundaria en el segundo ciclo y aparecen en las nóminas formales del Ministerio de Trabajo.

Netto aseguró que la estrategia conjunta con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, denominada “Cultura del Trabajo para el Desarrollo”, permitirá el reingreso de miles de estudiantes y su culminación de ciclos.

Para atraer al sistema educativo a quienes tampoco trabajan se recurrirá a la acción interinstitucional, de base territorial, ya mencionada, puntualizó.

 

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos