Noticias

Prevención y disuasión del delito

Desde enero de 2018 el Programa de Alta Dedicación Operativa dispondrá de 1.500 policías desplegados en 11 departamentos

Publicado: 22.12.2017

El Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) combina una fuerte presencia policial en sitios con fuerte ocurrencia de delitos. En zonas de Montevideo, Canelones y San José trabajan 998 efectivos. Ello implicó un descenso de las rapiñas de 22 %, con segmentos que alcanzan el 70 %, detalló el director nacional de Policía, Mario Layera. En 2018, se extenderá a los departamentos fronterizos y aumentará en 500 los cupos.
Policía que participa en el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO)
Pie de foto: Policía que participa en el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO)

En entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional, el director nacional de Policía, Mario Layera, indicó que el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) es una herramienta de prevención y disuasión, que desempeña un papel protagónico para enfrentar el delito. Combina el estudio sistemático y la georreferenciación de los delitos con un despliegue policial con alta capacidad de adaptación y movilidad.

“Aterriza el conocimiento y metodología científica para desplegar personal que trabaja diferente, tiene otra actitud, y está presente en horarios y zonas que la Unidad de Análisis Criminal estudió y analiza los eventos. Esos datos definen los circuitos donde se va a desplegar, en qué forma va a actuar, y mide en tiempo real de lo que está sucediendo en el área metropolitana, es decir, Montevideo, Canelones y San José”, detalló.

Hasta 2017, en las zonas donde actúan 998 efectivos del PADO, las rapiñas descendieron un 22 %, y en algunas calles específicas en que se realizó el patrullaje el descenso alcanza al 70 %.

“Utilizamos personal pie a tierra, en grupos de a tres, en segmentos no mayores a 100 o 200 metros de distancia sobre una calle. Estos segmentos tienen algún punto crítico en los que los policías que están afectados tienen que prestar atención. En caso de que hubiera un evento crítico, reciben el apoyo de móviles asignados al circuito”, puntualizó.

Layera recordó que el cupo de personal para integrar el PADO “casi está completo, porque era de 1.000”, a los que se suman funcionarios de la Dirección Nacional de Guardia Republicana como otra unidad que trabaja en las jurisdicciones de las jefaturas de Montevideo, Canelones y San José. “Para el policía es voluntaria la participación, y eso es demostración de compromiso”, señaló.

El entrevistado explicó que el programa se extenderá a otras áreas que, si bien no tienen una demanda en cuanto a delitos, se deben cubrir para que no exista desplazamiento.“Se tomó la decisión de extender el PADO en 500 cupos más, a fin de cubrir las jefaturas en áreas de frontera. Paysandú, Salto, Artigas, Rivera, Cerro Largo, Rocha, Maldonado y Colonia son los departamentos que serán cubiertos a partir del 1.° de enero de 2018”, puntualizó Layera.

Asimismo, expresó que en todas las reuniones con ciudadanos recibe respuestas positivas sobre cómo trabajan los policías en el PADO y que, además, solicitan la presencia del programa en su barrio o calle.

“El PADO no estigmatizó lugares donde está presente y en ninguna manifestación pública observamos que se solicitara su retiro. Estamos ayudando a los vecinos y dando seguridad que antes no sentían”, aseveró.

“Las evaluaciones que se están realizando por fuera de nuestros registros demostrarán el grado de aceptación en la ciudadanía. El último informe elaborado por Latinobarómetro demostró que la confianza de la ciudadanía en la Policía es una de las mejores en Latinoamérica, con más del 50 % de aprobación. En otras variables, estamos siempre liderando los guarismos, como en acción, conducta, corrupción, compromiso y seguridad”, añadió.  

#AgendaDeGobierno
​#AgendaDeGobierno - Nueva policía

Sin categoría

Accesos rápidos