Noticias

Olesker sostuvo que el puesto de Uruguay es producto de las políticas sociales y de DDHH

Publicado: 05.08.2013 20:41h.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, se refirió al índice de inclusión social realizado por Americas Quarterly que ubicó a Uruguay en el primer puesto con 75.5 puntos, seguido por Chile (68.4) y Estados Unidos (64.4). Resaltó que alcanzar el primer lugar del ranking es producto de la articulación de las políticas socio-económicas y de derechos humanos que favorecen a los sectores más vulnerables de la población.
Ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker
Pie de foto: Ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker

La publicación Americas Quarterly integra a su consejo editorial a los expresidentes de Brasil, México y Chile, Fernando Henrique Cardoso, Ernesto Zedillo y Ricardo Lagos respectivamente. En su primera edición, Uruguay estaba ubicado en el tercer puesto, antes que Chile y Estados Unidos y en este segundo ranking subió del tercero al primer lugar. 


El titular del MIDES resaltó que si bien en materia de crecimiento promedio del PBI, Uruguay está noveno en el informe, se reafirma la idea de que el crecimiento económico es una condición necesaria, pero no suficiente para alcanzar la inclusión social. “Uruguay tuvo en la década del 90 un crecimiento muy importante y todos los indicadores muestran fuertes procesos de exclusión social. ¿Dónde están las políticas públicas activas que generan inclusión social?”.

 

En ese sentido, explicó que el índice de Americas Quartely tiene dos componentes. Por un lado, el componente socio-económico, sobre cuánto se destina a las políticas sociales en términos de ingresos del país y, en segundo lugar, un componente de derechos humanos, que es lo más novedoso.

 

Asimismo, recordó que en otros índices que muestran la participación del gasto público social en Uruguay, como los indicadores de disminución de la pobreza económica, de igualdad de ingresos, Uruguay hace tiempo que está primero. Lo que destaca de este índice es que además de los aspectos económicos incluye los aspectos que tienen relación con los derechos humanos. “No solo se trata de mejoras de ingresos, sino también de derechos. Uruguay está primero en derechos civiles, supera a Chile y a Estados Unidos. Está primero en derechos políticos y de la población gay, lesbiana, bisexuales y transexuales (GLBT), está primero en los aspectos vinculados a derechos de género y raza”, destacó.  

 

“De alguna manera, este indicador que compensa aspectos socioeconómicos con aspectos de derechos era bastante lógico que, de acuerdo a estas políticas, Uruguay quedara primero”, reconoció. Asimismo, explicó que desde 2011 Uruguay aumentó su índice en términos de derechos con la aprobación del matrimonio igualitario y la tarjeta Uruguay Social para toda la población transexual. Para 2013 tendrá también la ley que da cupos obligatorios de vacantes públicas para población afrodescendiente. “Todo eso muestra que la doble perspectiva que tiene Uruguay desde la igualdad para mejorar la desigualdad de ingresos y mejorar las políticas de acceso a los derechos dio sus resultados”.

 

Uruguay es segundo en gasto social sobre el PBI

Otro de los indicadores que muestra este ranking es la posición que obtuvo el país en cuanto al gasto social en relación al Producto Bruto Interno. Desde 2005 el PBI creció de manera sostenida y de esa fecha hasta 2013 más del 70 % del aumento del gasto público fue destinado al gasto social.

 

A su vez, resaltó que el informe muestra dónde están las vetas en las que más se  avanzó: en la distribución del ingreso y en la generación de derechos para la población vulnerable. Agregó que ello se refleja en un fuerte trabajo articulado de las distintas instituciones del Estado. Por ejemplo, las políticas de formalización del Ministerio de Trabajo y del Banco de Previsión Social, donde también se integra el monotributo MIDES que es para pequeños emprendedores y el trabajo que se realiza en el programa "Siete Zonas" para fomentar la formalidad del trabajo. “Todas estas políticas que han dado estos resultados tienen como base que de alguna manera son hechas en conjunto por varios ministerios”.

 

Olesker puntualizó que junto a estos indicadores, Uruguay se ubica segundo en el índice Gini, primero en la reducción de la pobreza y primero en la reducción de la indigencia. Sin embargo, reconoció que aún falta una llegada mayor a determinados sectores que no pudieron integrarse a este proceso de inclusión social que se caracteriza por ser el 0,5 % más pobre de esa población y que integra el núcleo más duro. “Nuestro trabajo de inclusión social va hacia ese sector y a través de los programas Jóvenes en Red, Uruguay Crece Contigo, Programa Cercanías, Plan Juntos, Tarjeta Uruguay Social, que interinstitucionalmente llegan a las zonas más duras, proponiendo la inclusión del 0,5 % más pobre de la población”.


Lea el informe de Americas Quarterly 

Accesos rápidos