Noticias

BPS propondrá este año tres proyectos con cambios en aportes y elecciones de directores

Publicado: 20.03.2013 09:11h.

El Banco de Previsión Social propondrá este año tres proyectos de ley promoviendo cambios legislativos en materia de seguridad social. La inclusión de más trabajadores al sistema como monotributistas; cambios en aportes de pequeños trabajos de construcción y las elecciones de los directores sociales del BPS son temas de los tres proyectos. El presidente del organismo, Ernesto Murro, profundizó sobre estas propuestas.
Presidente del Banco de Previsión Social Ernesto Murro

El primer proyecto de ley ya fue presentado al Poder Ejecutivo y tiene como objetivo facilitar aún más la inclusión de los trabajadores por cuenta propia a la seguridad social. Se trata de que, a través del monotribo, estos trabajadores puedan pagar años anteriores de actividad como tales, facilitando su inclusión y formalización.


La misma ley propone que, particularmente a las pequeñas y medianas empresas, ONG e instituciones sin fines de lucro, se les permita refinanciar deudas posteriores al año 2006. Este proyecto de ley fue promovido por unanimidad del Directorio y tiene por finalidad seguir avanzando en el proceso de inclusión y formalización en el Uruguay, sostuvo el presidente del organismo, Ernesto Murro, en diálogo con la Secretaría de Comunicación.

 

Aportes de la construcción

En segunda instancia, el directorio del BPS resolvió por unanimidad, hace pocos días, volver a impulsar un proyecto de ley tendiente a crear un régimen de aporte provisional distinto para aportes de pequeñas obras de construcción pasándolos a industria y comercio.

 

Murro sostuvo que hace más de 10 años que el directorio del BPS lo viene proponiendo. “Tiene que ver con las pequeñas obras, tareas de mantenimiento y refacciones y pequeños trabajos de construcción, para que se pueda aportar por industria y comercio y no por la ley de unificación de aportes de la construcción”, indicó.

 

El jerarca catalogó esa norma de unificación de aportes de la construcción como muy buena, pero sostuvo que es una norma pensada fundamentalmente para la construcción de casa nueva y edificios.

 

“La realidad está mostrando ya hace varios años que pequeñas tareas de reparación, mantenimiento de edificios, de casas particulares, la construcción de parrilleros, hoy se hacen —en su inmensa mayoría— informalmente, porque la ley no está pensada para estos pequeños trabajos”, subrayó.

 

En ese sentido, insistió en recordar la complejidad que representa hacer formalmente, a través de esa ley, una pequeña obra; instancia que termina fomentando la informalidad.

 

Por ello, este proyecto de ley establece que los aportes por obras de menor cuantía puedan realizarse por industria y comercio, en tanto se cumpla con las demás normas laborales, y de seguridad e higiene.

 

Esto permitirá, agregó, que un albañil, pintor o sanitario pueda ser monotributista y realizar dicho trabajo legalmente. “Todos sabemos que esto existe; lo que queremos es transparentar esta realidad, legalizarla y que el propietario de la casa se quede tranquilo de que puede hacer una reparación pagándole a un trabajador por su cuenta; puede ser monotributista, tener una empresa unipersonal o una cooperativa incluso, todas posibilidades que hoy no existen”, apuntó Murro.

 

Elecciones del BPS

El tercer proyecto de ley, que se impulsa conjuntamente con la Corte Electoral y que será presentado en los próximos meses, modifica las normas que rigen actualmente las elecciones para los directores sociales del BPS, flexibilizándolas, aumentando el electorado y eliminando la obligatoriedad en caso de que se presente una sola lista.

 

“Hace 10 años que el BPS viene proponiendo modificaciones a la ley electoral de sus elecciones. No hemos logrado la capacidad de convencer a los poderes correspondientes de la necesidad de estas modificaciones”, apuntó Ernesto Murro.

 

“Hoy tenemos consenso en el Directorio para proponer una serie de modificaciones que facilitarían el mejor desarrollo de la elección de los directores sociales del BPS; esas propuestas que hemos hecho tienen un acuerdo general en la Corte Electoral a la que hemos consultado”.

 

En este marco, Murro recordó, a modo de ejemplo, que en el sector empresarial y en el sistema actual, la empresa que hace “las cosas bien”, preparándose para las elecciones, si después no vota, tiene multa, mientras que la empresa que no designa un apoderado para votar, no tiene sanciones.

 

A fin de ampliar el padrón electoral, el proyecto plantea asimismo una corrección en cuanto a flexibilizar el período previo que acredita que los ciudadanos que están en el padrón pueden votar. También se propondrá que cuando haya una sola lista en alguno de los tres sectores, no se proceda a la elección.

Accesos rápidos