Traducción automática:

Gobierno de UruguayLogotipo de Presidencia de la república

Bicentenario Uruguay
Sin transmisión de AUDIO | VIDEO
Noticias
Convivencia y visión colectiva

Cánepa dijo que los jóvenes son proyectos y reafirmó la necesidad de buscar la felicidad

Facebook Twitter Correo Otras redes
“Si para el Uruguay cada niño es un tesoro, cada joven es un proyecto”, sostuvo el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, refiriéndose a la realidad demográfica que atraviesa el país. Reflexionó sobre las políticas públicas y la búsqueda de la felicidad, y destacó la necesidad de desarrollar proyectos colectivos por encima de los individuales, apuntando a la convivencia y la reconstrucción del tejido social.
El prosecretario de la Presidencia de la República, Diego Cánepa, encabezó en nombre del Poder Ejecutivo la inauguración del seminario internacional “2025: juventudes con una mirada estratégica”, organizado por el Instituto Nacional de la Juventud (INJU) que se realiza el 16 y 17 de agosto en la Plaza Independencia de Montevideo. Junto al prosecretario, estuvieron presentes el ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker; el director nacional de Juventud (INJU), Matías Rodríguez y el encargado de la Oficina Regional del Conosur de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), Luis Acosta.

Política pública y proyecto colectivo
Cánepa aseguró que este Gobierno tiene una mirada estratégica sobre la juventud y reconoció que es más fácil hablar de los jóvenes que identificar las políticas públicas que articulen su intervención con una mirada transversal. “Somos y seguiremos siendo un país de viejos. Si cada niño es un tesoro, cada joven es un proyecto”, dijo. La última Encuesta de Hogares demuestra que el porcentaje de personas menores de 25 años es muy bajo y de los países de América Latina somos los que contamos con menos jóvenes.

Reflexionó sobre las políticas públicas y su objetivo de la búsqueda de la felicidad, “aunque suene grandilocuente”, aclaró. De todas formas reconoció que las políticas públicas no lo resuelven todo, ni es deseable que lo hagan. Habló del vínculo entre política y academia y lo definió como "un divorcio complejo" ya que una requiere de la otra. Sostuvo que estas políticas no se enfocan a proyectos individuales, sino colectivos, de ahí la importancia de reivindicarlos en pro de la convivencia y la reconstrucción del tejido social. Cánepa argumentó la falta de visibilidad de las acciones vinculadas a la juventud. “Nos cuesta reconocer el tema de la juventud como algo propio”, indicó.

El prosecretario reconoció que el país está mejor, en parte producto de los jóvenes, y que depende de cada persona que continúe en crecimiento. “Para que las cosas cambien es necesario un compromiso de vida con lo colectivo”, concluyó.  

Los jóvenes y la política
Daniel Olesker contextualizó este tipo de iniciativas, donde concurren más de 400 jóvenes para reflexionar con proyección de futuro, en la Reforma Social que impulsó este Gobierno, el debate sobre vida y convivencia, y aquellos problemas sobre los que se debe trabajar vinculados a la juventud. Explicó la importancia del carácter universal de la política social y recordó que es un tema de derechos y no de mercancías. Aludió a la necesidad de trabajar en un nuevo pacto de convivencia con reglas de juego claras. Definió algunas medidas que involucran directamente a la juventud como los centros de mediación de conflictos en ámbitos educativos y las denominadas “plazas de convivencia”.

Entre los temas que afectan a los jóvenes y que se convierten en ejes estratégicos de trabajo, Olesker nombró las desigualdades que se generan al inicio de la vida y las vinculadas al acceso y la culminación de ciclos educativos, así como la precariedad en el trabajo y a nivel habitacional. Se refirió a la participación política de los jóvenes: "queremos que los jóvenes intervengan en la política, que se junten”, para ello es necesario desarrollar proyectos que les otorguen esa participación". 

Plan de Acción
Matías Rodríguez dijo que ya existe un Plan Nacional de Juventudes (hoja de ruta), pero que es necesario diseñar un plan de acción pensado desde el 2015 en adelante para fortalecer sobre todo las capacidades públicas de atención a jóvenes vulnerables, un plan que coordine, articule y avance en derechos. Agregó que es trascendente construir estímulos institucionales para que los jóvenes continúen en el sistema educativo y “construyan su propia trayectoria educativa”. “Necesitamos un plan de acción para construir proyectos de vida y que los jóvenes sean felices”, sostuvo.

El director nacional de Juventud recordó que se diseñó un proyecto de ley de Empleo Juvenil que en breve será enviado al Parlamento. El proyecto procura generar nuevos incentivos para que las empresas contraten jóvenes (subsidios diferenciados que pueden ir de un 15 a un 80%). “La iniciativa busca ser una acumulación de acciones afirmativas y atender las distintas particularidades. Es un proyecto que procura compatibilizar trabajo y estudio”, relató. También se fortalecen las estrategias de intermediación laboral conjuntamente con la DINAE y la existencia del Fondo de Iniciativa Juvenil (fondo concursable para apoyar proyectos de jóvenes). 

Luis Acosta elogió la presencia del Estado en temas de la juventud en un proceso que definió como “de jerarquía en el contexto internacional”. “Uruguay está avanzando notoriamente en las políticas de juventud”, argumentó. Anunció que este año la OIJ realizará una encuesta iberoamericana de la juventud, en el marco de un índice de perspectiva de futuro. En este sentido, confía en que se registrarán sorpresas gratas y "de las otras". Puntualizó que es un desafío para los países incluir estos temas en las agendas públicas.
Presidencia de la República - Torre Ejecutiva - Plaza Independencia 710 - 11.000 Montevideo Uruguay - (+598 2) 150