Noticias

PABA+40

Uruguay presentó su política de cooperación internacional para el desarrollo sostenible al 2030

Publicado: 20.03.2019 11:35h.

La política de cooperación internacional de Uruguay tiene el objetivo de contribuir al desarrollo sostenible desde un rol dual, con enfoque de derechos y estrategias flexibles e innovadoras para un contexto cambiante, destacó Andrea Vignolo, directora ejecutiva de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI), durante un evento paralelo de la conferencia de ONU.
Presentación de política de cooperación internacional de Uruguay
Pie de foto: Presentación de política de cooperación internacional de Uruguay

En el marco de la segunda conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre la cooperación Sur-Sur, desarrollada en Buenos Aires, se realizó un evento paralelo, en el que autoridades del Gobierno nacional presentaron la política de cooperación internacional de Uruguay en su contexto regional y global.

En la oportunidad, se compartió con otros gobiernos del sur, socios de cooperación multilateral y bilateral tradicionales y otros actores interesados los dilemas y el proceso de elaboración de la política, así como sus objetivos y lineamientos estratégicos para los próximos años.

Participaron en la actividad, además de Vignolo, Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP);  Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina  (Cepal), y Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y asesor especial en desarrollo para el secretario general de esa institución.

Vignolo explicó que en los últimos años Uruguay fue graduado de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) por haber sido clasificado como país de renta alta. Es así que el reto consiste en fortalecer sus capacidades para hacer frente a los nuevos desafíos y transitar hacia el desarrollo sostenible.

Existen retos en áreas como la economía digital, la brecha de productividad, el envejecimiento de la población, la adaptación y mitigación del cambio climático, la lucha contra las desigualdades étnico-raciales, territoriales y de género.

La jerarca explicó que en 2018 se creó un documento que regula la cooperación internacional hacia 2030, que se espera se transformará en decreto. Entre otros aspectos, se entiende que Uruguay debe tener un rol dual, de recepción de cooperación, pero también de oferente en áreas con experiencias acumuladas. La cooperación debe estar alineada a la demanda, ser equitativa, transparente, evaluar resultados y ser sostenible en el tiempo.

Los objetivos que incluye este documento son posicionar las prioridades políticas de Uruguay en la agenda de la cooperación internacional y el desarrollo sostenible, generar nuevas oportunidades de cooperación para Uruguay, ampliar la capacidad oferente y fortalecer alianzas y herramientas para el desarrollo sostenible.

Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, destacó que Uruguay es un país en desarrollo, con un crecimiento sostenido en los últimos 15 años, pero que aún mantiene brechas estructurales muy grandes.

Bárcena, por su parte, reflexionó sobre el significado de la graduación de la ayuda oficial de la AOD. Considera que los países de ingreso medio han sido medidos por el PIB per cápita, lo que es totalmente inapropiado, ya que muchas de estas naciones mantienen brechas estructurales.

Destacó que desarrollo y PIB per cápita no son sinónimos, es necesario estudiar la realidad de cada país y las grandes brechas estructurales que países de renta media no alcanzan a cubrir. Ejemplificó que los países graduados no reciben fondos concesionales para su desarrollo ni trato especial en materia comercial, lo cual es aún necesario para estas naciones. 

Genérica

Accesos rápidos