Noticias

Casaravilla sobre convenio UTE-UdelaR

"Las empresas públicas deben fortalecer los equipos de investigación del país"

Publicado: 06.06.2014

UTE y UdelaR firmaron, este viernes, un convenio para dar cumplimiento al "Programa de monitoreo de calidad del agua" de la nueva central de ciclo combinado. El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, dijo estar convencido de que se le da a la población la garantía de que “estamos haciendo las cosas bien y además contribuimos con el objetivo de las empresas públicas que es fortalecer los equipos de investigación del país".
Autoridades de UTE y UdelaR firman convenio
Pie de foto: Autoridades de UTE y UdelaR firman convenio

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, en diálogo con la Secretaría de Comunicación explicó  que, para el funcionamiento de la central de ciclo combinado, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAME) exige un proceso de monitoreo de la calidad del agua. “La alternativa que permitirá dar una garantía integral a todos los actores involucrados es encomendar este trabajo a la Universidad de la República".


Explicó además que durante 5 años la 
Universidad de la República (UdelaR) realizará el monitoreo previo de las aguas, durante la construcción de la central y en el período de la explotación, cumpliendo así con los requisitos de la DINAMA para la autorización ambiental.


“Estamos convencidos de que, de esta manera, le damos a la población la garantía de que no solo estamos haciendo las cosas bien, sino que además contribuimos con el objetivo que tenemos todas la empresas públicas, que es fortalecer los equipos de investigación que trabajan en nuestro país”.

Con respecto a la central de ciclo combinado, Casaravilla señaló que el cambio de la matriz eléctrica involucra la incorporación de energías renovables y el funcionamiento del sistema. “Cuando hay viento ahorramos agua, cuando se va el viento usamos el agua y cuando tenemos poca agua en los reembalses, en una posible situación de sequía, necesitamos el respaldo térmico”.

Ese respaldo térmico se hará con las máquinas más eficientes, alimentadas con combustible fósil, que son las centrales de ciclo combinado, explicó.

La central, que ya se está construyendo, estará totalmente operativa a mediados de 2016, cerrando el ciclo de un proceso de construcción de 3 años. El costo de la adjudicación es de 500 millones de dólares, puntualizó el jerarca.

Por su parte, el rector de la UdelaR, Rodrigo Arocena, destacó la importancia del convenio. En esta oportunidad, la Facultad de Ingeniería, a través del Instituto de Mecánica de los Fluidos e Ingeniería Ambiental, evaluará la calidad del agua emitida por la central.

“Hay que preservar el ambiente y dar tranquilidad a la población de que esta actividad vinculada con la generación de energía se hace de manera ambientalmente sustentable”, aseguró.

Destacó además, el permanente relacionamiento de la UdelaR con todo el sector público. “Esto no es un mérito, es un deber. Y lo cumplimos”.

Sin categoría

Accesos rápidos