Noticias

Fondo sectorial

UTE financiará proyectos de investigación que utilicen datos de la empresa y mejoren planificación y gestión

Publicado: 07.11.2018

El Fondo Sectorial de Investigación a partir de Datos (FSID), la herramienta creada en 2017 por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), el Ministerio de Industria y Antel, cuenta ahora también con la participación de UTE. La empresa estatal de energía eléctrica aportará 200.000 dólares para proyectos de investigación este año y el próximo, y apoyará con 70.000 dólares proyectos aprobados en 2017.
Imagen sobre fondo UTE con ANII
Pie de foto: Imagen sobre fondo UTE con ANII

“Hay una enorme cantidad de datos que tienen una cantidad de información que se puede almacenar, procesar y sacar conclusiones, que sirven para generar predicciones más exactas y planificar la producción de una forma más eficiente”, explicó el vicepresidente de UTE, César Briozzo. Este fondo se basa en la generación de investigaciones a partir de datos ya existentes, pasibles de ser analizados y utilizados para distintos fines, añadió.

En ese marco, hay que ubicar a UTE, que lleva adelante un cambio en la forma de medir el consumo de los clientes, pues hasta ahora los aparatos para ese fin generan un solo tipo de datos que se controla por mes.

A través del recambio de medidores, la empresa estatal de electricidad obtendrá una mayor medición con datos del consumo obtenidos cada pocos minutos. Briozzo explicó que eso significa que en el mes habrá muchos datos por usuario, lo que servirá para adecuar el tipo de contrato, generación y planificación de las redes, de acuerdo con el consumo real de cada cliente.

Otra actividad que genera gran cantidad de datos es la medición de los vientos que se registran en los parques eólicos. Ese análisis es importante no solo para la generación de energía, sino también porque es un factor relevante para el funcionamiento de las líneas de transmisión, puesto que las inclemencias meteorológicas inciden en la capacidad de los cables de distribución de electricidad.

En esa línea, el llamado del FSID se dirige a investigadores (ya sea de universidades o institutos de investigación), que presentarán propuestas para realizar proyectos a partir de datos ya existentes, a fin de mejorar la planificación de políticas relacionadas con la energía. Los proyectos seleccionados recibirán unos 20.000 dólares para ejecutarse en 12 meses.

En la convocatoria, que cerró este martes 6, se espera recibir propuestas en ciertas líneas temáticas prioritarias, entre las que se encuentran el análisis predictivo a partir de datos, el aprendizaje automático a través del reconocimiento de patrones de comportamiento y consumo, minería de datos para identificar elementos útiles en grandes cantidades de información y el modelado de fenómenos, procesos y comportamientos.

En el primer llamado de ese fondo, realizado en 2017, se presentaron unos 58 proyectos, de los cuales 27 fueron seleccionados para su evaluación. En esa oportunidad, UTE no formaba parte del fondo, sin embargo se sumó luego de haberse registrado proyectos que eran de interés para la empresa, como el análisis y optimización de la producción de parques eólicos y el desarrollo de un nuevo mapa de vientos extremos a nivel nacional, entre otras propuestas.

El aporte de UTE será de 200.000 dólares para las convocatorias de este año y de 2019, al tiempo que aportará unos 70.000 dólares a los proyectos correspondientes al llamado de 2017.

Briozzo aclaró que los proyectos que trabajen luego con los datos de la empresa que tengan que ver con los clientes y consumidores cumplirán con las cláusulas de confidencialidad y protección de datos personales, de acuerdo con la ley n.º 18331.

 

 

Economía, producción y energía

Accesos rápidos