Noticias

Protección desde el nacimiento

Uruguay Crece Contigo invierte anualmente 300 millones de pesos en atención a la primera infancia

Publicado: 26.07.2017

La inversión del programa Uruguay Crece Contigo del Ministerio de Desarrollo Social es de 300 millones de pesos anuales, de los cuales el 92 % va directamente a la población con todos los insumos de sets universales y focalizados de apoyo a la crianza de los niños, y el 8 % es para los equipos técnicos que trabajan en el territorio, dijo el director, Pablo Mazzini, en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional.
Logo de Uruguay Crece Contigo
Pie de foto: Logo de Uruguay Crece Contigo

Mazzini dijo que hay dos vías de evaluación de objetivos del programa Uruguay Crece Contigo: una que se realizó con el Instituto de Economía de la Universidad de la República y otra por parte de las familias acompañadas.

Según explicó, la primera evidenció resultados positivos en aspectos nutricionales, ya que las familias incorporaron pautas de alimentación y de estimulación para los sentidos y para la motricidad, se redujo el déficit de peso de los niños, se mejoró en talla,  y se registró un incremento de la asistencia a los centros de educación inicial.

Por otra parte, Mazzini hizo referencia a la evaluación de resultados que realizan las familias. Indicó que las madres dicen sentirse acompañadas después de atravesar situaciones, en la mayoría de los casos, de depresión, sobre todo, cuando hay más vulnerabilidad socioeconómica.

En este programa trabajan más de 280 profesionales, como nutricionistas, médicos, obstetras parteras, sociólogos, psicólogos, en la unidad central y en las que están desplegadas en el territorio, y que también apoyan la atención de Instituto Nacional de Alimentación en 296 Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) de 16 departamentos.

El funcionario dijo que la construcción de oportunidades incide en el pronóstico vital y social, económico y de inserción, junto con pautas de convivencia, de las embarazadas y los niños. Cuando se cierra la intervención, que dura entre 11 y 24 meses, las familias reconocen que aprendieron pautas que no conocían: “No es que no quieran, es que no saben exactamente cómo reaccionar y cómo acompañar un proceso de desarrollo de los niños; algo que parece obvio para muchos, muchas veces, no se tiene claro, porque cuando nace un niño nacen padres y madres", concluyó.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos