Noticias

Salud pública

Expertas recomiendan hablar sobre suicidio en los medios de comunicación, pero hacerlo con responsabilidad

Publicado: 17.07.2019

La prevención es clave en el mensaje a difundir cuando desde los medios de comunicación se habla de suicidio o autoeliminación. Expertas aseguran que el tema debe estar presente sin abusar de su exposición, utilizando criterios recomendados y apelando a acercar mecanismos de ayuda como la Línea Vida 0800 0767. El no uso de algunas imágenes es un pedido explícito por el impacto negativo que pueden tener en personas vulnerables.
Sede del Ministerio de Salud Pública
Pie de foto: Sede del Ministerio de Salud Pública

El Día Nacional de Prevención del Suicidio, que se celebró este miércoles 17, fue la instancia propicia para poner sobre la mesa las formas en que los medios de comunicación, en sus distintos formatos, abordan el tema durante todo el año. Es así que el Ministerio de Salud Pública (MSP) organizó un taller para periodistas, en procura de brindarles herramientas y asesoramiento para el tratamiento de la temática.

La información de lo tratado en el taller fue suministrada por un grupo de expertas que presidieron el desayuno de trabajo realizado el martes 16 en la sede del Ministerio de Salud Pública, con la presencia del titular de esa cartera, Jorge Basso, su subsecretario, Jorge Quian, el responsable del Área Programática de Salud Mental, Ariel Montalbán, y el representante en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud, Giovanni Escalante.

El primer aspecto en el que se insistió en ese ámbito es en que el suicidio es un acto prevenible, teniendo en cuenta que quien está cerca de realizarlo puede cambiar de opinión, de ahí la importancia de actuar a tiempo.

El rol de los medios de comunicación es relevante al momento de informar, de dar una noticia o de difundir un mecanismo de apoyo o servicio, indicaron las especialistas. El “cómo” transmitir las cosas es fundamental y de ello puede depender la conducta de las personas, si bien se sabe que la autoeliminación tiene causas multifactoriales y distintos actores involucrados.

Aseguran, además, que es equivocado decir que “no hay nada que hacer para evitarlo”, ya que la ambivalencia en esos procesos suele darse y las palabras, imágenes y mensajes pueden tener un efecto protector o todo lo contrario, es decir que la exposición inadecuada del tema en los medios puede generar un efecto contagio.

Mitos

Son varios los mitos que rodean esta temática, se apuntó en el taller. El primero, ya desterrado, es que no se puede hablar en los medios de comunicación de suicidios. Se logró que se converse mucho más del tema, y no solo allí sino también en la escuela, en el liceo y en “la calle”. Lo que se debe hacer es mejorar la función de “agentes de prevención” en la que se convierten los comunicadores, aconsejaron.

Otro mito es que hablar de suicidio estimula a cometerlo. Hay que hablar bien y con responsabilidad, insistieron las expertas. Tampoco es cierto que quien amenaza con suicidarse no tiene real intención de hacerlo, pues a veces es la única forma que tiene esa persona de pedir ayuda, así como no es verdad creer que la autoeliminación sucede de forma repentina, sin advertencia. Suele haberlas.

Las expertas añadieron que es mito además que quien intenta suicidarse una vez lo continuará haciendo. Los mayores riesgos se dan en los primeros seis meses del primer episodio y en muchos casos no repiten. También lo es que las personas con trastornos mentales son potenciales suicidas.

De lo que sí se habla es de un sufrimiento profundo que puede estar asociado a la depresión, la esquizofrenia o el consumo problemático de sustancias. Es mito que el suicidio sea un medio apropiado para hacerle frente a un problema. Nunca lo es, aseguran.

Recomendaciones

El concepto de que se trata de un acto prevenible debe ser reiterado, se señaló en el taller. Uno de los elementos que se consideran fundamentales es que cada vez que se comunica sobre un suicidio se dé a conocer la información de la Línea Vida (0800 0767 o *0767), que funciona 24 horas, los 365 días del año, con personal especializado. Es oportuno que aparezca un gráfico o se diga de este servicio para que más gente lo conozca y recurra a él si lo necesita, recomiendan.

Hay que ahorrarse los juicios de valor como cuando se habla de “valentía” o “cobardía”, lo que suele ser más un comportamiento social sobre el tema, sobre todo teniendo en cuenta la circulación de los contenidos, por ejemplo a nivel de redes sociales.

Es importante, dicen las especialistas, suministrar información exacta acerca de dónde buscar ayuda, informar con cautela sobre los suicidios de celebridades, tener cuidado al entrevistar un familiar o amigos que perdieron un ser querido de este modo, no dar un lugar preponderante a las historias ni repetirlas excesivamente, así como tampoco emplear un lenguaje sensacionalista ni que normalice el suicidio, ni presentarlo como una solución constructiva.

También recomendaron no describir explícitamente el método utilizado para el suicidio, no facilitar detalles del sitio ni ubicación, no utilizar titulares sensacionalistas y no recurrir a fotografías o material de video que hagan referencia al tema o sus modalidades y, sobre todo, apelar a fuentes confiables para dar la información.

Salud

Accesos rápidos