Noticias

Día Nacional del VIH/Sida

Salud Pública concentra esfuerzos en el diagnóstico precoz de VIH desde el primer nivel de atención

Publicado: 29.07.2016

El ministro Jorge Basso y la subsecretaria Cristina Lustemberg insistieron en la necesidad de diagnosticar en forma temprana el VIH para poder actuar en forma oportuna con el tratamiento e incidir directamente en la calidad de vida de las personas. Consideran que al ser una patología asintomática es importante promover acciones desde el primer nivel de atención, por ejemplo incluyendo el análisis en la rutina de estudios.
Ministro de Salud Pública, Jorge Basso
Pie de foto: Ministro de Salud Pública, Jorge Basso

“En Uruguay los esfuerzos en materia de VIH Sida se dirigen en función de los cambios que hubo a nivel internacional y que repercuten en el país. Pasó de ser una enfermedad mortal hace 30 años, a ser crónica en los últimos 15 años. Para que sea crónica hay que detectar, y hacerlo en forma temprana, por eso los esfuerzos se dirigen al diagnóstico precoz y al tratamiento oportuno”, informó Susana Cabrera, responsable del Programa ITS – Sida, en el marco del Día Nacional del VIH/Sida. 

“La enfermedad suele no dar síntomas y por eso apostamos tanto al diagnóstico. Es una infección que se manifiesta cuando pasa a la etapa Sida o sea a la etapa de enfermedad. Si esperamos a eso, quiere decir que la persona estuvo infectada tres, cuatro o cinco años, no dio síntomas y probablemente no se cuidó ni cuidó a sus parejas”, argumentó. 

En cuanto a la forma de promover el diagnóstico, Cabrera informó que existen directivas claras a los equipos de salud y en la jornada se presentó una guía orientada al primer nivel de atención. 

“La persona entra al sistema de salud por la policlínica donde va a hacerse un control o las mujeres cuando se hacen el Papanicolau (PAP) y allí es donde debe estar disponible y accesible la prueba, que la población sepa que tiene derecho a pedirla, pero sobre todo que el médico o el equipo de salud tenga una actitud activa. Cuando alguien viene al control por cualquier causa, se le debe ofrecer el test. Al menos una vez en la vida las personas deben hacerse la prueba de VIH”, relató. 

Cabrera dijo que, quien no tenga apuro en el resultado, puede recurrir al análisis convencional que actualmente no tarda más de cinco días en entregarse. En aquellos casos en que la persona estuvo expuesta a algún riesgo o cuando hay que actuar con una mujer embarazada es oportuno recurrir al test rápido.

La prevención con el uso de preservativo es otro elemento importante a tener en cuenta al tratarse de una infección de transmisión sexual. “Por más que haya promoción y estén disponibles los preservativos, hay muchas personas que no los utilizan. Tenemos campañas fuertes pero los hábitos no los podemos determinar solo por las campañas, luego viene el autoconvencimiento”, agregó. 

Los datos
Según el informe presentado este viernes 29 de julio, en 2015 hay una reducción en la tasa de nuevos casos diagnosticados.
Hubo un pico en el año 2011 y a partir de allí empieza a bajar. El año pasado se confirmaron 933 nuevos casos (27/100.000 habitantes). La relación entre hombres y mujeres se mantiene estable, es decir que cada dos hombres que se diagnostican, se diagnostica una mujer. Entre 25 y 44 años es la franja etaria que abarca la mayor cantidad de los diagnósticos. (Ver nota relacionada)

La población más joven, de entre 15 y 24 años, no es la más afectada “porque nacieron y crecieron con el concepto del preservativo”, explicó la titular del programa. Lo que sorprende es la tendencia de mayor prevalencia en mujeres mayores de 45 años. 

Actualmente en Uruguay hay unos 10 mil uruguayos que están diagnosticados con la enfermedad, pero se estima que hay un porcentaje mayor que no tiene diagnóstico. Los tratamientos vienen en aumento, pasando de tener 1.700 personas tratadas en 2007 a más de 6.000 en 2015. 

En lo que respecta a transmisión vertical (de madre a hijo) los datos son muy alentadores, dado que la información preliminar indica que en 2015 estarán en “la meta de eliminación” que es tener menos de 2 % de transmisión vertical, tal como ocurrió en 2013, año en que se dio la cifra más baja, de 1,6 %. “Los esfuerzos que se vienen haciendo son importantes  desde que se descubrió que la mujer embarazada con VIH haciendo el tratamiento previene la transmisión a su hijo”, explicó.

En el marco de los controles del embarazo se realiza la prueba de VIH en tres momentos del período de gestación (primer, segundo y tercer trimestre). Ahora se incorporó la oferta de la prueba (también de sífilis) a la pareja de la embarazada, independientemente de que esta sea positiva o negativa. “La detección precoz es la que permite tratar a la mujer, suspender la lactancia, disponer los medicamentos para el niño, de forma de actuar ante la exposición que tiene ese bebé”, agregó. 

Día Nacional 
El acto oficial realizado en la sede del Ministerio de Salud Pública (MSP), en el que se recuerda el primer fallecimiento por esta enfermedad (29 de julio de 1983), fue presidido por el ministro Jorge Basso y por la subsecretaria, Cristina Lustemberg. Ambos jerarcas celebraron los resultados de este nuevo informe nacional e insistieron en la necesidad de redoblar acciones.  

Basso dijo que el informe revela que en el correr de los años se fue consolidando una disminución de la tasa de crecimiento de la infección de VIH. “No es número aislado, es una tendencia, ese 27/100.000 habitantes es importante. Tenemos un patrón de comportamiento concentrado, tenemos una baja prevalencia de infección en la población en general. Persisten problemas en algunos grupos de población más vulnerables, concentrados, en los cuales se deberán concentrar mayores esfuerzos”, indicó. 

El ministro habló del rol fundamental que cumple el médico en el diagnóstico precoz. “Si se sienta a hablar con el paciente, si levanta la cabeza de la computadora donde tiene la historia clínica y habla de los problemas que tiene la gente puede hacer mucho en prevención, promoción y asistencia”, aseguró. 

Lustemberg repasó los Objetivos Sanitarios 2015-2010 que se fijó el Ministerio y que mucho tienen que ver con el tema del VIH y reconoció la labor de la CONASIDA, de Uruguay Crece Contigo (UCC) y de las organizaciones de la sociedad civil, de familiares y pacientes, tanto a nivel nacional como latinoamericano, que trabajan en una red integrada. 

La jerarca repudió el estigma que aún persiste sobre estos pacientes en el Sistema de Salud tanto en prestadores públicos como privados, aspecto en el que se debe seguir trabajando.

 

Salud

Accesos rápidos