Noticias

Prevención para viajar a zonas de Brasil

Ministerio de Salud exigirá, a partir del 29 de este mes, receta médica para vacunarse contra la fiebre amarilla

Publicado: 19.01.2018

Tras reiterar las recomendaciones para evitar el contagio de fiebre amarilla en caso de viaje a zonas de Brasil afectadas por esa enfermedad, el ministro interino de Salud Pública, Jorge Quian, informó que desde el 29 de este mes será obligatorio contar con receta médica para recibir la vacuna correspondiente, que se da una sola vez en la vida. El promedio diario de personas que se inocularon aumentó últimamente de 30 a 60.
Jorge Quian
Pie de foto: Jorge Quian

El Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió el jueves 18 un comunicado sobre fiebre amarilla en el que se informa del agregado de zonas de Brasil definidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “áreas de transmisión” de esa enfermedad, además de recomendar que las personas que viajen a esos lugares, como los ubicados en la Mata Atlántica o en la selva tropical, se inoculen, previa consulta al médico.

En ese contexto, Quian y la directora general de Salud, Raquel Rosa, convocaron este viernes 19 a la sede ministerial a periodistas, para evacuar dudas y optimizar así la información que le llega a la población sobre el tema.

El ministro interino de Salud Pública resaltó la importancia de consultar a un médico para conocer las contraindicaciones de la vacuna contra la fiebre amarilla y evaluar la oportunidad de recibirla, dado que no se recomienda su aplicación a bebés menores de nueve meses, a personas mayores de 60 años y a embarazadas, así como a quienes tienen enfermedades debilitantes.

Confirmó, además, que, a partir del 29 de este mes, toda persona que decida vacunarse previo a viajar (debe hacerlo como mínimo 10 días antes) deberá asistir al vacunatorio específico con una receta médica. Eso le quita responsabilidad al vacunador, explicó. Asimismo, reiteró la importancia de cumplir con otras recomendaciones básicas, como el uso de repelente, y cubrirse el cuerpo con ropa larga, sobre todo si se viaja a zonas selváticas o boscosas.

La demanda de la vacuna, que se aplica una sola vez en la vida de cada persona y tiene un costo por dosis de 0,6 unidades reajustables (entre 600 y 700 pesos), se incrementó, de 30 a 60 personas por día, que concurren al vacunatorio del puerto de Montevideo y otros del interior del país.

Rosa aseguró que el país dispone de las vacunas necesarias para atender las solicitudes. Se estudia la posibilidad de ampliar los sitios de inoculación.   

Las autoridades indicaron que aquellas personas que no puedan recibir la vacuna eviten viajar, siempre que tengan la posibilidad de hacerlo. Asimismo, quienes regresen de un viaje y tengan síntomas que puedan asociarse a la enfermedad deben consultar de inmediato al médico. Es considerada sintomatología sospechosa la fiebre prolongada, la ictericia (cuando la enfermedad se encuentra en etapa grave) y las alteraciones digestivas (vómitos, diarrea, etcétera).

Quian aclaró que Brasil no exige el certificado de la vacuna para ingresar a su territorio, pero sí lo hacen otros países, sobre todo si el pasajero hace escala en algún aeropuerto brasileño, por lo que es importante asesorarse al respecto para evitar complicaciones al momento de pasar por migración.

“No nos parece una medida lógica, porque uno hace una escala y espera dentro de un avión o del mismo aeropuerto, pero son exigencias de cada país”, dijo. “Si el lugar de destino lo exige, hay que inocularse”, enfatizó el ministro, quien solicitó a las aerolíneas y agencias de viajes que no realicen recomendaciones por su cuenta a los viajeros y que se rijan por los comunicados que emite el MSP.

 

Salud

Accesos rápidos