Noticias

Liceo n.° 1

Más de 1.000 liceales de Dolores cuentan con un renovado centro educativo

Publicado: 23.05.2019

Tras el tornado del 15 de abril de 2016, el liceo n.° 1 de Dolores había quedado inutilizable y sin techo. El Gobierno invirtió 48 millones de pesos en su remodelación. Mientras duró la obra, se recurrió a aulas móviles. Desde el 1.° de marzo de 2019, los alumnos disponen de un liceo renovado con 13 aulas, tres laboratorios, biblioteca y salón de usos múltiples. Está previsto instalar un museo en una de las áreas superiores.
Aula del nuevo liceo de Dolores
Pie de foto: Aula del nuevo liceo de Dolores

El liceo n.° 1 Dr. Roberto Taruselli fue una de las estructuras educativas más afectadas por el tornado que incidió sobre la ciudad de Dolores, en Soriano, hace tres años. Había perdido el techo y una parte importante de su infraestructura fue seriamente dañada. En el marco de la política desplegada por el Gobierno, se decidió la recuperación de esos espacios.

Mientras duró la obra, la institución educativa funcionó en aulas móviles instaladas a unas cuadras del liceo. Los jóvenes, docentes y equipo director de inmediato retomaron las actividades en ese sitio dispuesto para no perder tiempo de clase. Actualmente asisten al nuevo edificio 1.060 alumnos entre ciclo básico y bachillerato diversificado y más de 120 docentes.   

Mariel Bazán, directora de la institución que funciona frente a la plaza principal de la ciudad, explicó que la obra implicó por un lado la reconstrucción de las áreas afectadas y por otro la construcción de infraestructura nueva, dispuesta en lo que era el patio del edificio. Todo el predio, de más de 2.700 m2, cuenta con habilitación de Bomberos.

En planta baja funcionan varios salones y laboratorios de física, química, biología e informática, sala de dirección, secretaría y cantina. En el segundo nivel fueron dispuestos varios salones nuevos. En el tercer nivel se colocó un nuevo techo liviano debido a las posibilidades que ofrece la estructura y se destinó un área mayor como salón de usos múltiples. En otro espacio del último piso está previsto instalar un museo del liceo y otro de la Fiesta de la Primavera, tradicional celebración de la ciudad.

“Son cinco aulas nuevas. En total tenemos 16 aulas, contando los tres laboratorios”, explicó la directora de la institución, quien agregó que entre las mejoras se incluyen escaleras que comunican el área antigua y la nueva, y ofician como salida de emergencia. El tornado también había destruido puertas, ventanas, paredes, muebles y otros espacios que han sido recuperados. A las mejoras se agregó accesibilidad para la entrada y los servicios sanitarios. La inversión total superó los 48 millones de pesos.

El centro mantiene un área abierta que funciona como patio central en el que un grupo de exalumnos pintó un escudo de la institución. El compromiso de la comunidad educativa también se evidenció con el aporte de otros exalumnos que donaron televisores, aires acondicionados, proyectores, relojes y demás artículos. Además, un grupo de estudiantes de arte pintó un mural dentro del edificio.

La directora de Secundaria, Ana Olivera, destacó el sentido de patrimonio que representa el liceo y la importancia de la recuperación del centro para la comunidad. Recordó que en unos meses se entregará el nuevo edificio del liceo n.° 2 de Dolores, que debió ser construido prácticamente de cero, debido a la magnitud de los daños que generó el tornado. Hasta el momento los alumnos reciben clases en aulas móviles.  

Las obras del liceo n.° 1 se inauguran el jueves 23 a las 13:30 horas, con la presencia de autoridades de la educación.

Genérica

Accesos rápidos