Noticias

Encuentro ministerial en Ginebra

Uruguay lidera compromiso internacional por una generación libre de humo de tabaco

Publicado: 31.05.2016

La evidencia científica demuestra que el consumo de cigarrillos se asocia a enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer, enfatizó Jorge Basso, al encabezar en representación de Uruguay en Ginebra un encuentro de ministros en defensa de la salud de futuras generaciones y su derecho a vivir en un mundo libre de humo de tabaco. “Es nuestro deber informar sobre los reales riesgos de este hábito de fumar”, apuntó.
El ministro Jorge Basso lidera compromiso antitabaco en Ginebra
Pie de foto: El ministro Jorge Basso lidera compromiso antitabaco en Ginebra

El compromiso en defensa de las futuras generaciones fue asumido en el marco de la 69.ª Asamblea Mundial de la Salud, que reunió la semana pasada a los 194 países miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la cual Uruguay realizó una convocatoria con el propósito de continuar el esfuerzo internacional de lucha contra la epidemia mundial del tabaquismo al más alto nivel.

El fin es avanzar hacia el logro de una generación libre de humo de tabaco. Este objetivo es considerado por el Gobierno como fundamental para reducir la carga de enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), como las cardíacas, las respiratorias y el cáncer.

Organizado por la Misión Permanente del Uruguay ante las agencias de la Organización de las Naciones Unidas radicadas en Ginebra, el martes 24 se realizó el encuentro de alto nivel con el apoyo de las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) y del Secretariado del Convenio Marco sobre Control de Tabaco de la OMS.

La reunión congregó a ministros de Salud y otros representantes de alto nivel de Australia, Canadá, Chile, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irán, Líbano, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Sudáfrica, Sri Lanka, Suecia, Tailandia y Uruguay. También participaron representantes de la OMS, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de varias organizaciones de la sociedad civil.

En un comunicado emitido por Cancillería, se expresa que la reunión permitió que autoridades de diferentes países se interiorizaran respecto a la evolución de las políticas antitabaco y las medidas concretas que se fueron adoptando desde 2005 en Uruguay.

En la oportunidad se consideró “un éxito significativo” el fallo último de la justicia británica, contrario al recurso presentado por la industria tabacalera contra el etiquetado genérico adoptado por las autoridades de ese país.

El documento indica: este encuentro supone “un nuevo mensaje político sobre la determinación de los países participantes de continuar protegiendo la salud de su población contra los efectos nocivos del tabaco, informando sobre la naturaleza adictiva y dañina de estos productos y rechazando las interferencias indebidas de la industria tabacalera en las políticas de salud pública sobre este tema”.

En su alocución en Ginebra, el ministro Basso sostuvo que “la evidencia demuestra que todos los productos de tabaco tienen graves consecuencias para la salud, y su consumo está asociado a las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias y al cáncer”.

“Es nuestro deber informar a la población sobre los reales riesgos del consumo de tabaco y evitar que el empaquetado y etiquetado del mismo sean utilizados como una herramienta de publicidad que promueva la idea de que estos productos son inocuos y seguros”, añadió.

Los países participantes apoyaron la implementación de medidas de empaquetado y etiquetado de los productos del tabaco, incluyendo el genérico, el uso de advertencias sanitarias de gran tamaño y la presentación única por marca, destinadas a contrarrestar las estrategias publicitarias de la industria tabacalera “basadas en argumentos engañosos y falsos”.

Todos los participantes, que incluyen a representantes de países y de organizaciones multilaterales y de la sociedad civil, expresaron su reconocimiento por el liderazgo asumido por Uruguay en el esfuerzo colectivo y agradecieron la convocatoria al encuentro.

Los compromisos asumidos por las autoridades se reflejaron en la Declaración Ministerial, la que, se entiende, “constituye una nueva y fuerte señal política de apoyo a la plena implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco y al objetivo de avanzar hacia una futura generación libre de humo de tabaco”, agrega el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Comunicado

Salud

Accesos rápidos