Noticias

Reasentamiento de familias sirias

Entre setiembre y febrero llegarán 120 personas en busca de una nueva oportunidad

Publicado: 01.07.2014

En dos contingentes programados para setiembre y febrero, 120 personas, con un 60 % de niños en la integración de cada grupo familiar, serán alojadas en el hogar marista “San José” y comenzarán así su inserción voluntaria en la sociedad uruguaya. El Estado les proporcionará vivienda, alimentación, trabajo y formación en lengua española para facilitarles el desarrollo de un nuevo proyecto de vida con autonomía en nuestro país.
Secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Javier Miranda
Pie de foto: Secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Javier Miranda

El secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Javier Miranda, habló en conferencia de prensa tras la misión que realizó a Ginebra del 23 a 29 de junio, días en que mantuvo reuniones con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), sobre el proyecto de reasentamiento de refugiados sirios.


Miranda sostuvo que la propuesta que realizó el Gobierno de Uruguay al Alto Comisionado para los Refugiados es de reasentamiento de familias sirias, refugiadas en territorio libanés. "No van a venir personas directamente del territorio sirio, sino que se trata de personas que ya se encuentran refugiadas en el Líbano", expresó.

 

Entre los criterios que se transmitieron a la ACNUR, destacó que se trata de familias y no solamente de niños sirios, sin embargo, se planteó como criterio que haya un mínimo de 60 % de niños en la integración de las familias.

 

Se acordó con ACNUR que el proceso implicará dos etapas de preselección, la primera, a cargo de ACNUR en territorio libanés donde se preseleccionará a las personas interesadas en reasentarse en Uruguay. La segunda etapa implica que una misión uruguaya se traslade al Líbano para verificar, en base a entrevistas, la determinación definitiva de las personas que se reasentarán en nuestro país.

 

Se solicitó participación también a la Organización Internacional de Migraciones para apoyar en la logística del traslado de las familias hasta Uruguay.

 

El proceso de inserción en Uruguay consistirá en el alojamiento transitorio en el hogar “San José” ubicado en el kilómetro 16 de Camino Maldonado, donde funciona un hogar de retiro que la comunidad marista cedió para apoyar a este proyecto. Estas personas permanecerán en ese hogar entre seis y ocho semanas, para luego ser radicadas en hogares definitivos. “Estamos en este momento diseñando el proyecto, a nivel del máximo detalle, tanto del proceso del hogar transitorio como de la radicación definitiva. Hay muchas agencias del Estado colaborando en el diseño de ese proyecto”, apuntó Miranda.


Esta etapa implica atender necesidades de alimentación, transporte, alojamiento, vivienda, oportunidades de trabajo y formación en lengua española.


Llegada en dos etapas

Las personas arribarán a territorio nacional en dos contingentes. Un primer grupo de hasta 40 personas llegará a finales del mes de setiembre; y un segundo contingente de unas 80 personas arribará a finales de febrero de 2015. Miranda aclaró que esto no depende solamente de las capacidades nacionales sino de las capacidades de ACNUR de realizar las entrevistas correspondientes en el territorio.

 

Subrayó que el objetivo es que estas familias puedan reinsertarse en la sociedad, si así lo desean; el reasentamiento es un proceso voluntario. “Nuestro norte es que se integren a la sociedad uruguaya. Lo que pretendemos es darle la oportunidad para que se inserten en la sociedad uruguaya, trabajen en nuestro medio, se eduquen, se inserten en nuestros barrios y en nuestros pueblos como un habitante más de la República”.

 

Para ello, se deben generar dispositivos que van desde la acogida, la generación de la mayor autonomía progresiva, hasta una inserción definitiva y voluntaria en la sociedad uruguaya. “Eso implica opciones laborales, de vivienda, seguridad social, salud, educación, etcétera. Todos los derechos que tenemos cualquiera de los habitantes de la República serán brindados a estas personas que se reasienten en Uruguay”.

 

Destacó la importancia de esta iniciativa que promueve el Presidente de la República y que invita a tender la mano solidaria a una población vulnerable por una guerra y que se ha visto obligada a dejarlo todo en su país para trasladarse a otras tierras y que intenta alcanzar una nueva oportunidad para construir su vida.

 

En tal sentido, exhortó a los medios de comunicación a no olvidar que se trata de un proceso con personas que están en situación de vulnerabilidad, que tienen su identidad e intimidad y a respetar a las personas más allá de la novedad y necesidad de la información. “Debemos ser capaces de transmitir información, de darle seguimiento al proceso que se haga, pero respetando la identidad y la intimidad de las personas. No son objetos, son personas a las que les tendemos la mano solidaria para que puedan volver a proyectar su vida, a desarrollar nuevamente su proyecto de vida con autonomía en nuestro país”.

Sin categoría

Accesos rápidos