Noticias

Desarrollo local

Quesería artesanal cuenta con nuevo sistema de calentamiento de agua, más barato y seguro que el tradicional

Publicado: 02.11.2017

El nuevo sistema de calentamiento de agua reduce costos, tiempo de operación, horas trabajadas y consumo de energía. Estas son las conclusiones del informe acerca del proyecto piloto sobre sistemas de calentamiento de agua para la producción de quesos artesanales, que insumió 3 millones de pesos por parte de la Dirección Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas.
Quesos
Pie de foto: Quesos

Los equipos trabajan con pallets, que consumen leña de manera más eficiente. Además, se registra una mejora a nivel de la seguridad y salud ocupacional porque se eliminan los riesgos asociados al uso del vapor y el gas. También mejoran el rendimiento energético, porque este sistema consume un tercio de las cantidades necesarias en los sistemas tradicionales, lo que a su vez disminuye el impacto ambiental por ahorro de agua (recirculación de agua) y combustible.

Los datos pertenecen al proyecto piloto para adecuar el uso de los sistemas de calentamiento de agua en las queserías artesanales, que mejorará su seguridad, consumo y eficiencia energética. El piloto se realizó en cuatro establecimientos, pero se espera llegar a un universo de 100 pequeñas queserías artesanales que se sumen a este recambio de sistema de calefacción.

El director nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas, Rafael Mendive, explicó que el proyecto de reconversión de los generadores de vapor irregulares a calderas de agua caliente surge de la problemática identificada en 2015 por la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), que estableció requisitos para los generadores de vapor que utilizan las queserías artesanales. En muchos establecimientos había calderas inadecuadas o que se operaban sin personal calificado para ello.

El costo de una caldera nueva oscila entre 50.000 y 60.000 dólares, monto que excede las posibilidades de la gran mayoría de los queseros artesanales. Por este motivo, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, el Instituto Nacional de la Leche (Inale), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), la Asociación del Queso Artesanal (ADQA), el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y varias intendencias trabajaron en pos de generar otro sistema que utilice la circulación de agua caliente en vez de vapor en el proceso de elaboración del queso.

La Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (Dinapyme) invirtió más de 3 millones de pesos en el desarrollo de este sistema, que trabaja con una tina de doble pared por la cual circulan cañerías de agua que, por medio de una combinación entre agua caliente y agua fría, facilitan el cuajado de la leche en su proceso previo a convertirse en queso. Este sistema no modifica ni reduce la calidad del producto final.

También se trabaja en conjunto con las metalúrgicas locales para que desarrollen estos sistemas y sean proveedoras, lo cual se configura a su vez como una oportunidad para ese sector industrial.

Economía, producción y energía

Accesos rápidos