Noticias

Gonzalo Casaravilla en ADM

UTE aportará 43 % de los 7.000 millones de dólares que se invertirán en sector eléctrico

Publicado: 22.05.2014 16:59h.

Las inversiones para generar electricidad llegarán a casi 7.000 millones de dólares entre 2010 y 2017 en Uruguay, 3.000 millones de los cuales corresponderán solo a UTE, señaló este jueves su titular, Gonzalo Casaravilla. El resto se compone de una planta de regasificación, alianzas en generación eólica, solar y biomasa. El 90 % del consumo proyectado va a ser aportado a fines de 2015 por las fuentes renovables.
El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, expone planes de la empresa estatal
Pie de foto: El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, expone planes de la empresa estatal
Casaravilla presentó un balance pormenorizado de la gestión de la empresa titulado “Desafíos y perspectivas del sector eléctrico” en el almuerzo de trabajo de mayo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), realizado este jueves en Punta Cala. En su alocución repasó los trabajos en infraestructura, el plan de acción, el cambio de la matriz energética y las proyecciones.

En ese contexto, el presidente de UTE hizo especial hincapié en el trabajo en equipo que realiza el ente en pos de consolidar una política de Estado en materia energética, tanto al interior de la empresa como con los ministerios de Industria, Energía y Minería (MIEM) y de Economía y Finanzas (MEF), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y todos los entes con los que trabaja en temas de inclusión social.

Sobre este punto, reseñó el trabajo realizado en los últimos tiempos, mencionando programas como la canasta de servicios, regularización de barrios, Plan Juntos, Plan 7 Zonas, vivienda social y capacitación de jóvenes excluidos.

El titular de UTE subrayó que a través de los distintos planes sociales se generaron condiciones de inclusión para unas 15.000 familias. “Hoy hemos logrado, en los lugares a los que hemos llegado con esos planes, el cobro de tarifas en 80 % de los servicios”, sostuvo.

En materia de electrificación rural, recalcó que desde 2010 se construyeron 5.000 kilómetros de redes de distribución, por lo cual se beneficiaron 4.000 familias, y hay otros 1.400 kilómetros de tendido planificados para realizar entre 2014 y 2015, en un plan que cuenta con el apoyo de la OPP, los ministerios de Industria, de Ganadería y de Desarrollo, el Mevir, el Instituto Nacional de Colonización y Antel.

La mitad de esos 1.400 kilómetros va a ser ejecutada este año y el resto en 2015.

También destacó que, en conjunto con la Administración Nacional de la Enseñanza Pública (ANEP), se electrificaron 140 escuelas rurales y hay otras 79 a las que se proveerá de energía con sistemas fotovoltaicos.

Este último programa, denominado “Luces para aprender”, se concreta gracias a una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos, con participación de la firma transnacional española Elecnor, ANEP y la propia UTE.

“En pocos meses no habrá ninguna escuela en Uruguay que no tenga energía eléctrica con la calidad necesaria”, aseguró.

En materia de infraestructura, Casaravilla se refirió a los cuatro “motores del cambio” que mueven a UTE: el crecimiento de la demanda, especialmente la industrial; la necesidad de garantizar el abastecimiento; la búsqueda de soberanía energética; y la disminución de los costos y la vulnerabilidad.

En ese marco, advirtió que Uruguay tiene básicamente dos vulnerabilidades en materia energética: la que deriva de la volatilidad del precio del petróleo y la hídrica, expuesta a la falta de lluvias.

Por ello las obras de infraestructura se concentran en parques eólicos, usinas de ciclo combinado, planta de regasificación, interconexión eléctrica con Brasil y el sistema de trasmisión, subestaciones y redes.

“La combinación de la instalación a gran escala de centrales de fuente renovable, la de regasificación y la de ciclo combinado no solo robustece al sistema, sino que nos abre oportunidades de negocio a nivel de los países vecinos”, observó.

“Por eso también es importante la interconexión de 500 megavatios con Brasil, que se construye en la actualidad”, manifestó.

“Proyectamos inyectar en el sistema 1.300 megavatios de energía eólica entre 2014 y 2016, de los cuales 400 ya estarán este año”, afirmó.

“Estamos hablando de 23 proyectos distribuidos en 11 departamentos y la incorporación de la biomasa y la energía de origen solar fotovoltaico, que aportará 200 megavatios más cuando se concreten los contratos que ya hemos firmado”, detalló.

Casaravilla recalcó que al finalizar el año próximo 45 % de la energía eléctrica va a ser de origen hidráulico, 15 % de biomasa y casi 30 % de fuente eólica, porcentaje que cubrirá todo el consumo del sector residencial. Así, 90 % del consumo de energía eléctrica, en valor esperado, va a ser aportado por fuentes renovables.

“Hoy podemos decir que si no hubiéramos transformado radicalmente la matriz energética, en 2016 este insumo sería 40 % más caro de lo que va a ser”, precisó.

El presidente de UTE destacó que además en este período se dio un salto cualitativo en las redes de trasmisión, se regularizó y racionalizó el alumbrado público y se aprobó la reestructura de la empresa, avanzando en el modelo de gestión acorde a las exigencias del tiempo que corre.

Sin categoría

Accesos rápidos