Noticias

Helicópteros y aeronaves

Ministerios de Interior y Defensa aumentan patrullaje aéreo

Publicado: 09.12.2014

A fin de acceder a una visión panorámica, aumentar el potencial operativo y disminuir el tiempo de respuestas, el Ministerio del Interior patrulla desde el aire la ciudad de Montevideo mediante vuelos periódicos en helicóptero. En el mismo sentido, la Fuerza Área Uruguaya adquirió tres aeronaves a Ecuador, que permitirán apoyar los vuelos de control en zonas costeras, en particular, en lugares de gran afluencia de turistas.
Vista aérea de Montevideo
Pie de foto: Vista aérea de Montevideo

Cinco minutos es el tiempo que insume atravesar Montevideo de un extremo a otro de la ciudad en helicóptero, según explicó Diego Rodríguez, jefe de la Unidad Nacional de Vehículos Aéreos No Tripulados, quien es también el responsable del patrullaje aéreo que despliega la Policía Nacional.


Según consigna el Ministerio del Interior en su portal web, el patrullaje aéreo se sumó a las tareas de prevención, disuasión y represión del delito. Un avión ya sobrevuela las costas de los balnearios en un adelanto del Operativo Verano Azul que cada año refuerza la seguridad en zonas turísticas.


Precisamente, el patrullaje por avión ya forma parte de las acciones en prevención del abigeato, que se complementan con la vigilancia aérea de los balnearios. A esta medida se sumó el patrullaje en helicóptero por Montevideo a fin de acceder a una visión panorámica que aumenta el potencial operativo de la respuesta policial.


La velocidad con que es posible recorrer la ciudad de un extremo a otro, cinco minutos, es una de las fortalezas de esta modalidad que permite la visualización para impartir directivas precisas a las unidades en tierra.


Tras estas experiencias operativas, el Ministerio del Interior proyecta la adquisición de un avión y dos helicópteros para consolidar esta unidad de patrullaje. 


Tres aeronaves de combate procedente de Ecuador arribaron a Durazno 

“Cuando el reloj marcaba las 15:00 horas con 45 minutos del pasado domingo 7 de diciembre la tranquilidad de la ciudad de Durazno se vio sacudida por el rugir de los potentes motores General Electric J85-17A de las aeronaves A-37B 'Dragonfly'”, resalta la página web del Ministerio de Defensa Nacional. 


El párrafo citado alude al arribo a la Brigada Aérea II de las tres aeronaves que formarán parte de la dotación del Escuadrón Aéreo Nº 2 (Caza) con sus respectivas tripulaciones procedentes de Ecuador, tras un extenso viaje que demandó tres días.


Tras aterrizar la pista 21, las aeronaves matriculadas FAU 286, FAU 287 y FAU 288 se dirigieron a la planchada.  Inmediatamente aterrizaba el C-130 “Hércules” perteneciente al Escuadrón Aéreo Nº3 (Transporte) que brindó el apoyo logístico a la misión, en el cual  viajaban Oficiales y Personal Aerotécnico de la Unidad con asiento en el centro del país.


La delegación fue liderada por el comandante del Comando Aéreo de Operaciones, Ismael Alonzo, quien llegó tripulando el FAU 286 junto a Julio Bardesio.


“Terminamos de cumplir con lo previsto en la orden del plan de operaciones dispuesto por el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de trasladar tres aeronaves A-37 desde Ecuador; teníamos previsto traerlas en dos días pero surgieron temas de mantenimiento, que es algo normal en vuelos de este tipo  y con aeronaves que estuvieron sin operar por un largo período de tiempo”, aseveró Alonzo.


Por su parte, Julio Bardesio enfatizó que el trabajo implicó coordinaciones y, finalmente, acondicionamiento de los aviones antes de viajar más de 2.600 millas en tres días y aterrizar en Durazno. 


Agregó que básicamente las aeronaves están configuradas en forma similar a la dotación con la que ya contaba el escuadrón, con modificaciones catalogadas como menores en relación con el sistema de navegación.

Seguridad y defensa

Accesos rápidos